jueves. 18.04.2024

El Hospital Universitario Reina Sofía dejará de tener control de acceso en las puertas de los edificios del complejo sanitario, que se estableció al inicio de la pandemia por Covid-19. Mañana, 1 de marzo, será el primer día sin esta medida que desde 2020 ha estado presente en las puertas de los edificios de Consultas Externas, Hospital General, Hospital Materno Infantil, Hospital Provincial, Centro de Especialidades Carlos Castilla del Pino y Hospital Los Morales.

Únicamente se modifica el control físico de accesos, si bien no se altera el régimen de acompañamiento y visitas del hospital. Este protocolo, vigente en el centro hospitalario desde hace años, persigue facilitar la recuperación del paciente, ayudar a la comprensión de la información recibida (cuando asisten a consultas) y posibilitar el acompañamiento en caso de la realización de pruebas diagnósticas. 

Vigilancia física 24 horas en Urgencias Infantiles

La nueva ordenación establece también acciones complementarias como la presencia de vigilancia física durante 24 horas en la puerta de Urgencias, tanto de Adulto (que ya existía) como en el área Infantil y Maternal (que se implantan como novedad) para favorecer también la adecuada atención a pacientes especialmente vulnerables (menores, mujeres embarazadas, etc.).

Asimismo, el hospital está diseñando en estos momentos la implementación de acciones de control de acceso a los módulos de hospitalización, de manera que se pueda garantizar el derecho al descanso de los y las pacientes ingresadas. Concretamente, se instalarán puertas acristaladas automáticas y sistemas de identificación para ordenar el tránsito, la asistencia y la atención de las personas hospitalizadas, medidas que se contemplan a medio y largo plazo y se irán acometiendo gradualmente en base a las prioridades establecidas. 

El Hospital Reina Sofía agradece la colaboración de la ciudadanía y emplaza a familiares y allegados de personas hospitalizadas a que les visiten cuando reciben el alta o a hacerle llegar su apoyo y cariño por otros medios de contacto (medios digitales, llamadas, etc.), a fin de garantizar la máxima seguridad, descanso y protección de estos pacientes que están ingresados por una situación de especial vulnerabilidad que implica precisamente, un control y atención especializada.

Finalmente, la Dirección del complejo sanitario reconoce el excelente trabajo desempeñado por el equipo de auxiliares de información en los accesos durante los últimos años. Se agradece su prudencia, asertividad o determinación para gestionar situaciones que en ocasiones han entrañado complejidad.

El Hospital Reina Sofía establece cambios en el acceso físico a los edificios del complejo