domingo. 14.07.2024

La Guardia Civil de Córdoba sigue intensificando sus acciones en materia de seguridad vial por medio de sus agentes de la Agrupación de Tráfico. Entre ellas, se encuentra el aumento de la vigilancia del consumo de alcohol y drogas en la conducción, factores que suelen ser concurrentes en los siniestros viales de mayor gravedad.

Los hechos tuvieron lugar la noche del 15 de julio, cuando los Guardias Civiles pertenecientes al Destacamento de Tráfico de Lucena, se encontraban realizando verificaciones de alcoholemia y drogas en la conducción cuando recibieron el aviso de la ocurrencia de un siniestro vial en la carretera A-339 (Cabra – Alcalá la Real).

Al personarse en el lugar, apreciaron que el siniestro vial consistió en una colisión lateral entre los dos vehículos implicados, dado que uno de ellos invadió el sentido contrario. De hecho, ese vehículo se encontraba abandonado sobre una isleta a unos 150 metros del lugar en que se produjo el impacto.

Se inició una batida en las proximidades del lugar, en la que encontraron a un hombre escondido tras un talud próximo al lugar de los hechos y que, al verse descubierto, inició la huida a la carrera campo a través por un olivar sin hacer caso a las órdenes de alto de los agentes, hasta ser alcanzado.

Esta persona, titular del vehículo causante del siniestro vial, presentaba signos de haber ingerido una gran cantidad de alcohol y se negó a someterse a la prueba de alcoholemia.

Por estos hechos, por parte de componentes de la Guardia Civil del Destacamento de Tráfico de Lucena se procedió a la investigación de esta persona por la supuesta comisión de tres delitos contra la seguridad vial, los cuales contemplan penas de hasta 4 años de prisión y 4 años de privación de conducir vehículos a motor y ciclomotores.

 

La Guardia Civil de Córdoba investiga a un conductor que huye del lugar del siniestro...