jueves. 29.02.2024

CSIF considera “inaceptable” que la Dirección del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios no haya adoptado para los casi 300 bomberos que prestan servicios en los 12 parques repartidos por toda la provincia ninguna medida de protección y de reducción de los riesgos laborales ante las altas temperaturas y las olas de calor registradas este verano en Córdoba.

El delegado de la Sección Sindical de CSIF Córdoba en el Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, Alfonso Rosero, recuerda que la mayoría de los turnos se realizan con solo tres efectivos, lo que impide que se puedan establecer descansos dentro de una misma intervención. Estos profesionales tienen que atender siniestros en cualquier momento del día, incluyendo las horas de más calor, como es el caso de incendios de pastos o en cunetas, entre otros.

El representante sindical señala que el pasado fin de semana se registró un incendio de una fábrica de ataúdes en Lucena, fruto del cual un bombero del parque ubicado en este municipio tuvo que ser trasladado al Hospital Comarcal Infanta Margarita de Cabra por un golpe de calor. “Este suceso evidencia esta falta de personal que denunciamos”, recalcó Rosero quien agregó que “el fuego se declaró a medianoche, por lo que muchos nos tememos que los daños personales podrían haber sido mayores si el incendio hubiera tenido lugar durante la jornada diurna”.

CSIF subraya que el Real Decreto Ley 4/2023, de 11 mayo, establece medidas urgentes para la prevención de riesgos laborales en episodios de elevadas temperaturas como los que se están sucediendo en las últimas semanas. Entre las actuaciones previstas se encuentran la obligatoria adaptación de las condiciones de trabajo, incluyendo la reducción o modificación del horario de la jornada cuando la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) o el órgano autonómico que cuente con dicho servicio emitan avisos de fenómenos de nivel naranja o rojo.

Ante esta situación, la central sindical demanda a los responsables del Consorcio el aumento de la dotación mínima de los efectivos en cada turno, así como establecer los descansos necesarios en una misma actuación que garanticen la seguridad de los operativos intervinientes en cada siniestro. Rosero recuerda que ya solicitaron la dotación urgente de agua embotellada a los profesionales a fin de que puedan beber ante los cortes de agua que ya se están produciendo en algunos municipios y los que se puedan decretar a lo largo de este verano.

El sindicato indica a la Dirección del organismo autónomo dependiente de la Diputación de Córdoba que, en el caso de que no dé cumplimiento al citado decreto, se iniciarán las correspondientes acciones jurídicas y administrativas para denunciar esta situación que vulnera la seguridad del operativo, incluyendo una denuncia ante la Inspección de Trabajo.

Bomberos de la provincia exigen medidas de prevención ante la ola de calor