sábado 27/2/21

El distrito Poniente Sur muestra su rechazo al paso subterráneo de Gran Vía Parque

Avenida Gran Vía Parque - José León.
Avenida Gran Vía Parque - José León.

Francisco Porras, presidente del Consejo de Distrito Poniente Sur ha mostrado, a través de un comunicado, el rechazo de los colectivos de la zona a “demasiados años hablando y utilizando Gran Vía Parque en aras de pretensiones políticas”, todo ello después de los últimos acontecimientos que ha planteado Vox sobre elaborar un proyecto de túnel subterráneo para este eje vial y peatonal de la ciudad. Esta condición sería indispensable para que Vox se abstenga en los presupuestos del Ayuntamiento de Córdoba.

Porras asegura que “no deja de sorprendernos que nuestros barrios y el distrito vuelva a ser moneda de cambio”, como ocurre de nuevo con Gran Vía Parque, cuando ya hay fijada una filosofía y un espíritu de lo que debe suponer este bulevar: “un nexo de unión entre los barrios de Ciudad Jardín y Poniente y un lugar de encuentro entre los habitantes del distrito”, concepto al que se tiene que adaptar todo cambio en espacio y “si es necesario, eliminar el tráfico, no soterrarlo”, ha asegurado el Presidente del Consejo.

Además, Poniente Sur recuerda que este deseo de los ciudadanos, que está recogido en el Plan de Ciudad Jardín, que reivindica y que fue consensuado entre los colectivos ciudadanos y los grupos municipales en pasadas corporaciones, aún no se ha concretado en la mejora de Gran Vía Parque. Así, y tras haberse visto “la mejora con los aparcamientos en batería y la eliminación de un carril, ahora toca acondicionar el espacio con bancos y jardines y material urbano de deporte y esparcimiento tanto para mayores como menores”.

Toda esta nueva polémica llega después de que el grupo de Vox en el Ayuntamiento ha anunciado su soporte a los Presupuestos Municipales 2021 del gobierno local a cambio de iniciativas como un grupo de estudio en la Gerencia de Urbanismo que estudie la posible construcción de un paso subterráneo para redirigir el tráfico y peatonalizar la superficie en el futuro.

Este proyecto planteado por Vox es una remodelación de hace década y media y que, previsiblemente, chocaría con problemas técnicos como la presencia de restos arqueológicos y la existencia en el trazado del gran colector de aguas residuales y pluviales del antiguo Arroyo del Moro.

Comentarios