martes 11/8/20

El Defensor del Pueblo andaluz se suma a las AMPA para evitar recortes en unidades educativas públicas

Escuelas vacías (foto de archivo)
Escuelas vacías (foto de archivo)

El Defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, ha decidido ponerse del lado de la asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPA) de colegios públicos y de docentes de Córdoba, que decidieron oponerse de forma rotunda a los recortes de unidades educativas que ha previsto la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía en centros educativos públicos.

El principal argumento esgrimido por las asociaciones y que ha refrendado Maeztu radica en que estos recortes propuestos afectan únicamente a los colegios públicos de la provincia, sin tocar a los centros escolares concertados. 

Esta situación ha derivado en que un número importante de alumnos no se les ha permitido matricularse para cursar el próximo periodo escolar para así reducir líneas, para demostrar que han quedado aulas vacías para justificar el recorte anunciado.

Por lo tanto, el Defensor del Pueblo ha decidido reunirse con las AMPA para tratar de encauzar la situación y escuchar atentamente también a las demás reivindicaciones del colectivo, como lo son la reducción de la plantilla docente o de recursos económicos en las aulas de estos centros educativos privados, así como la falta de personal especializado para atender de forma igualitaria a los alumnos más vulnerables o que requieren un mayor seguimiento.

Maeztu también se ha mostrado crítico con las medidas adoptadas por el gobierno andaluz ante la escasez de medidas para poder garantizar la seguridad de los centros escolares, ya que la responsabilidad de los menores la han decidido trasladar a los profesores, circunstancia que ha provocado remitir una queja en la que solicita a la Consejería de Educación que clarifique las medidas.

Comentarios