viernes. 19.04.2024

Como es sabido en las pasadas elecciones sindicales de la empresa UTE TSI CÓRDOBA fueron ganadas por el Sindicato C.T.A.. Dicha Empresa es adjudicataria de la licitación del transporte sanitario en la provincia de Córdoba con un montante de 62,5 millones de euros  y el importe estimado 91,440 millones. Ahí se puede comenzar a comprender, como está actuando la Empresa, de forma desaprensiva.

            La Empresa no está cumpliendo con el pliego de condiciones, respecto de las obligaciones contraídas en la licitación. Puesto que por turno faltan ambulancias. Con respecto a las mínimas que debe de haber: entre 3 y 5 en el turno de mañana y entre 7 y 8 en el de  la tarde, en el distrito sanitario de Córdoba. Así se pueden realizar ofertas temerarias, de 91 millones de euros estimados, el precio del servicio, a 62,5 millones.

            La pérdida de calidad del servicio, es evidente, y va desde la tardanza en recoger a los enfermos debido precisamente a la falta de ambulancias, con respecto a las que hay contratadas por el SAS. Como por ejemplo el hecho de que los Técnicos de Emergencias Sanitarias, tengan que subir a planta a recoger los pacientes, viéndose obligados a abandonar a los enfermos ya instalados en las ambulancias. Los tiempos de espera son en muchos casos superiores a dos horas. Hay pacientes que pierden las citas, pierden tiempo de rehabilitación, llegan tarde a diálisis, etc…

El estado de las ambulancias en muchos casos es pésimo,  con múltiples defectos tanto mecánicos, como estéticos y funcionales. Correas de sujeción en mal estado, camillas en mal funcionamiento, sillas de traslado deficientes para su uso, ruedas en mal estado. 

            En muchos casos cuando deben de ir dos técnicos de emergencias sanitarias va solo uno.

            No se proporcionan sabanas a las ambulancias por parte de la Empresa, teniendo que trasladar a los pacientes en la colchoneta de las camillas.

            Desfibriladores semiautomáticos sin batería y sin reponer los parches ya utilizados en pacientes.

            Las inspecciones que el S.A.S. realizaba de las ambulancias y sus elementos en la anterior licitación eran exigentes y exhaustivas y ahora son totalmente lasas e incompletas.

            Todo esto se le ha trasladado a la Sra. Botella Delegada de Salud en Córdoba y esta lo único que nos ha comunicado es que se le hecho llegar a la Comisión de Contratación, la cual no ha respondido, ni hecho absolutamente nada.  

            En definitiva, que el Transporte Sanitario se ha convertido en un negocio, donde las empresas ven el transporte sanitario como un lucro para sus intereses económicos. Es por lo que C.T.A. exige de la Administración Andaluza que el servicio se preste por el propio Servicio Andaluz de Salud, y todo el personal sea subrogado por la administración.

CTA denuncia la falta de ambulancias en Córdoba