jueves. 29.02.2024

CSIF reclama que se acabe con la “precarización” de los trabajadores y trabajadoras que gestionan la atención de llamadas telefónicas al 061 y exige que aquellos que cuentan con una antigüedad de más de seis años pasen a tener un contrato indefinido a jornada completa, así como se amplíen las horas al resto del personal de plantilla con contratos parciales.

Así lo pone de manifiesto el delegado de CSIF Córdoba en Ilunión Emergencias (empresa concesionaria de la gestión telefónica del 061), Juan Moreno, quien explica que el pasado mes de mayo la Administración habilitó más de 42.000 horas adicionales para este servicio, cuyo pliego de condiciones recoge en total 374.093 horas anuales (33.700 en Córdoba) por parte de la empresa.

Para CSIF, “las horas adicionales necesarias en este servicio esencial deberían servir para que los integrantes de la plantilla de gestores telefónicos tuvieran contratos más estables y menos precarios”. En este sentido, el representante sindical lamenta que se opte por “perpetuar situaciones de falta de calidad en el empleo para los trabajadores y trabajadoras”.

En concreto, de los 33 trabajadores y trabajadoras de plantilla de la gestión telefónica del 061 en Córdoba, más de un tercio (un total de 12) está contratado a tiempo parcial, según los datos que maneja el sindicato. Las horas adicionales habilitadas en el mes de mayo hubieran servido para subir las horas de contrato hasta la jornada completa (que son 39 horas, según el convenio) a más de la mitad de estos empleados, “si bien, desgraciadamente, se ha desaprovechado la oportunidad de dignificar las condiciones laborales de este personal”.

“En el marco de la política contractual de las empresas de televenta que se han ido sucediendo en los últimos 22 años no se ha efectuado ni un solo contrato a tiempo completo, y todo ello con la aquiescencia tanto de los gobiernos del PSOE como el del actual PP”, según explica Moreno.

En el caso del centro provincial de Córdoba, en el que de las cinco bajas de contratos a tiempo completo que se han producido, ni una sola ha sido sustituida por otra en las mismas condiciones, sino que todas ellas han sido con contratos precarios de 7, 14 y 26 horas semanales, “impropios para llevar un sueldo digno a un hogar, e insultantes para una profesión como la de gestor de emergencias sanitarias, el primer eslabón en la cadena de supervivencia de la sanidad”, recuerda Moreno.

Desde la central sindical, se reivindica “que este servicio esencial se preste desde lo público en lugar de a través de empresas de televenta concesionarias que buscan su propio beneficio”, tal y como recogen ya varias iniciativas parlamentarias aprobadas en distintas legislaturas.

CSIF destaca el servicio fundamental que durante toda la pandemia ha tenido y sigue teniendo el servicio de atención telefónica del 061. “Se trata de trabajadoras y trabajadores que lo han dado todo y que trabajan con unos niveles de precariedad importantes, sin el reconocimiento que deben tener como prestadores de un servicio esencial como este”, concluye.

Denuncian que parte del personal del 061 no tiene un contrato estable