domingo. 14.08.2022

Denuncian que hay más de 200 sanitarios cordobeses de baja por Covid-19

El sindicato lamenta que las bajas se han duplicado en las dos primeras semanas de enero y considera que las medidas de seguridad adoptadas hasta ahora son “insuficientes”
Varios sanitarios en un dispositivo de cribados masivos. - David Zorrakino - Europa Press - Archivo
Varios sanitarios en un dispositivo de cribados masivos. - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

CSIF exige a la Junta de Andalucía que adopte todas las medidas necesarias, entre ellas la dotación de mascarillas FFP2 o FFP3, para garantizar la salud de los profesionales de la sanidad. El sindicato hace esta petición tras comprobar el exponencial incremento de contagios y bajas como consecuencia de la variante Ómicron, que ha duplicado el número de afectados en apenas dos semanas en Córdoba. Según el último informe de las autoridades sanitarias, el 14 de enero había 223 profesionales en esa situación en los centros sanitarios de la capital y la provincia tras contraer el virus en el ejercicio de su trabajo, frente a los 103 de finales de diciembre, lo cual supone un aumento de 120 efectivos (un 116% más). En números absolutos, desde que empezó la pandemia se ha contagiado 2.158 profesionales, una quinta parte de la plantilla total.

Los datos oficiales indican que, de todo el personal sanitario infectado con coronavirus y ausente de su puesto de trabajo por este motivo en Córdoba, el Hospital Universitario Reina Sofía acapara el 58,7%, quedando por detrás el Área Sanitaria Sur, con el 21,6%, el Área Sanitaria Norte (11,7%) y el Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir (8%). 

El Sector de Sanidad de CSIF Córdoba critica el uso generalizado de mascarilla quirúrgica en lugar de equipos de protección individual y solicita la generalización de mascarillas FFP2 y FFP3, ya que está científicamente demostrado que su grado de protección es mayor y más duradero que la de las quirúrgicas. En este sentido, el sindicato cita que el contagio puede producirse en quince minutos sin mascarilla, en veinte minutos con una de tela y en media hora con una quirúrgica, mientras que ese margen se va a las dos horas y media con la FFP2. 

CSIF también denuncia la “inexistente o deficiente formación a los trabajadores” sobre la nueva variante del coronavirus, de ahí que reclame que los profesionales dispongan de esa información. Además, pide una ventilación adecuada y el uso de equipos de alta capacidad de filtración en los lugares de trabajo donde la transmisión aérea del virus suponga un riesgo y no esté garantizada la distancia personal, en consonancia con lo expuesto en el Real Decreto 1076/2021, del pasado 7 de diciembre, que establecía las disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual. “Es patente y notorio, como se deduce del importante aumento de las bajas por accidente de trabajo de los profesionales por la Covid19, que se está produciendo un daño en la salud de los mismos, e indicios de que las medidas de prevención que en la actualidad se están tomando resultan insuficientes”, recalca el sindicato.

CSIF también advierte a la Junta de que, en caso de no llevar a cabo las actuaciones solicitadas, estaría incumpliendo la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y las recomendaciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó a finales de 2021 relativas al uso de mascarillas por parte de los trabajadores de la salud en entornos donde la ventilación sea deficiente. “El SAS no puede permanecer impasible y mirar para otro lado ante esta lamentable situación”, concluye CSIF Sanidad Córdoba.

Denuncian que hay más de 200 sanitarios cordobeses de baja por Covid-19
Comentarios