sábado. 15.06.2024

Cruz Roja ha salido hoy a la calle en Córdoba para celebrar su Día de la Banderita, dedicado en esta ocasión a poner en el foco la “gran pandemia invisible” en que se está convirtiendo la soledad no deseada.

La jornada, que ha estado muy condicionada por la lluvia, se ha desarrollado este año en el Paseo de la Victoria, en el Kiosco de la Música, donde la institución humanitaria había preparado actividades para todos los públicos, aunque buena parte de ellas han tenido que ser suspendidas por las condiciones climáticas.

“Hoy a la Banderita le ha acompañado lo que necesitamos, el agua, que es oro en estos tiempos”, comentaba al presentar el evento Cándida Ruiz, presidenta provincial de Cruz Roja, quien posteriormente ha pasado a explicar el sentido de la celebración de hoy, recordando que más de 4.500 cordobeses se han beneficiado en lo que va de año en nuestra provincia de los diferentes proyectos y servicios que para las personas mayores oferta la organización, todos ellos encaminados, entre otras cosas, a paliar la soledad.

Al igual que los dos últimos años, el voluntariado de Cruz Roja ha dejado a un lado las huchas; pero si en 2021 la Banderita se centró en agradecer a la ciudadanía cordobesa su apoyo incondicional durante la pandemia y en 2022 puso el foco en el medio ambiente y el desarrollo sostenible, en esta ocasión se ha decidido visibilizar la problemática, cada vez más acusada en la sociedad, de la soledad no deseada, y cómo trabaja la organización para combatirla. 

“La soledad no deseada es una realidad que viven ya muchas personas. Se trata de una pandemia invisible, un sentimiento terrible, que afecta a la salud física y emocional de las personas”, explica María Torralbo, responsable provincial del programa de Mayores de Cruz Roja, quien añade que “si todos recapacitamos un poco, conocemos a personas y también nosotros mismos sentimos en ocasiones esa soledad. Por eso hay que visibilizar este problema”.

Para ello, la institución humanitaria había preparado un ramillete variado de actividades para todos los públicos, que incluían desde visitas de escolares que compartirían con un grupo de personas mayores juegos tradicionales hasta una muestra de “Pinturas contra la soledad”, pasando por gafas de realidad virtual y otros recursos tecnológicos para sensibilizar sobre esta realidad o una muestra en la que se puede ver cómo Cruz Roja trabaja, a través de su voluntariado, para ofrecer cada día acompañamiento a personas mayores en situación de soledad. 

Sin embargo, debido a la lluvia, algunas de esas actividades no se han podido llevar a cabo. Lo que sí se ha mantenido -y es ya casi una tradición en el Día de la Banderita de Cruz Roja en Córdoba- es la actuación en el arranque de la jornada de un grupo de estudiantes de la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD), quienes han combinado poesía y canciones para incitar a la reflexión sobre la temática en cuestión.  

Como todos los años, han colaborado con el evento diferentes empresas y entidades de la ciudad, como Supermercados Alsara, Fundación Magtel, Supermercados Piedra, Pescados La Carihuela, Iluminaciones Ximénez, Martiderm, GLS o Farmacia Albarelo, así como instituciones como la Diputación de Córdoba, el Real Jardín Botánico o la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD).  

Además, en el inicio de la jornada, el personal de Cruz Roja ha estado acompañado por numerosas autoridades políticas –entre ellas Eva Contador y Bernardo Jordano por parte del Ayuntamiento de Córdoba; Salvador Fuentes, presidente de la Diputación; la subdelegada del Gobierno accidental, Herminia López; y la delegada territorial de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad de la Junta, Dolores Sánchez-, además de una nutrida representación de empresas que colaboran habitualmente con la institución humanitaria.

Cruz Roja dedica su Día de la Banderita a poner en el foco “la pandemia invisible”