lunes. 15.04.2024

“Hemos de atender al doble de mujeres que de hombres para lograr unas tasas de inserción laboral similares”. Estas palabras de Clara Gutiérrez, técnica del Plan de Empleo de Cruz Roja en Córdoba, explican perfectamente por qué la institución humanitaria decidió organizar hoy en su sede provincial un acto para reflexionar sobre la desigualdad de género que aun persiste en el mercado de trabajo.

La mesa redonda contó con las intervenciones del doctor en Sociología del Trabajo y profesor de la facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Córdoba, Jaime Aja Valle, y Arisleida Guerrero, responsable de la cooperativa de limpieza ‘EnFemenino’; a quienes acompañaron en la mesa la presidenta provincial de Cruz Roja, Cándida Ruiz, y la citada Gutiérrez, que, además de ser técnica de Empleo, forma parte de la unidad de Género de la entidad.

“El nivel educativo de las mujeres es ya superior al de los hombres y, sin embargo, la brecha se reproduce y aumenta”, lamentó durante su discurso el profesor de la UCO, quien asimismo recordó, recurriendo a estadísticas oficiales, que “las mujeres siguen teniendo un 359 por ciento más de posibilidades de tener trabajos a tiempo parcial” y que “el trabajo femenino se sigue considerando hoy día complementario al del hombre”. 

Esa discriminación en el mercado laboral es la que lleva a algunas mujeres a emprender su propio negocio para evitar esas situaciones injustas. Tal es el caso de Arisleida Guerrero, dominica afincada en Córdoba que tras ser despedida de la empresa en la que trabajaba al quedarse embarazada, decidió poner en marcha, junto a otras mujeres inmigrantes, la cooperativa de servicios de limpieza ‘EnFemenino’. 

“Quiero que muchas mujeres puedan disfrutar de la oportunidad y los derechos que tengo ahora yo”, subrayó durante su intervención. 

Por otro lado, pero también en el marco de la conmemoración de este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, desde Cruz Roja y Cruz Roja juventud se ha lanzado la campaña ‘Somos una, somos todas’, con objeto de visibilizar cómo, además del género, existen otros factores cuya intersección suele generar discriminación o privilegios.

Mostrar cómo, además del género, existen otros factores cuya intersección suele generar discriminación o privilegios, es el objetivo de Cruz Roja y Cruz Roja Juventud, en el marco de la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. 

La interseccionalidad de género hace referencia a factores como la etnia, la edad, la situación económica, administrativa, orientación sexual, identidad de género, la discapacidad, el origen, etc. que posicionan a las mujeres, en una situación de desventaja, lo que limita el desarrollo de sus propias capacidades y el ejercicio libre de sus derechos. La discriminación hacia las mujeres no siempre se produce de la misma manera, dependiendo del número de factores que se combinen, puede existir doble o triple (y en ocasiones hasta más) discriminación, lo que acentúa su vulnerabilidad por el mero hecho de ser mujer.

Invitar a la reflexión, al diálogo y destacar los factores que atraviesan a las mujeres desde que nacen, son los objetivos de la campaña

Por último, desde el programa de Personas Mayores de la institución humanitaria también se han organizado para toda esta semana diversas actividades orientadas a reflexionar sobre la igualdad y promover el empoderamiento de las mujeres, desde un enfoque comunitario. 

Cruz Roja: “Atendemos al doble de mujeres para tasas de inserción laboral similares”