viernes. 01.03.2024

Es la tercera que se convoca desde que el ejército israelí comenzara a bombardear la Franja de Gaza el pasado 7 de octubre. En ella, se exige a los gobiernos y agentes políticos internacionales que cesen de inmediato el genocidio en Gaza y Cisjordania que está cometiendo el estado israelí. También se conmina al gobierno español a suspender el comercio de armas con Israel.

En las últimas 24 horas desde que se escriben estas líneas, el ejército israelí ha matado a 704 personas en ataques aéreos en la Franja de Gaza. El último de ellos ha sido en los alrededores de un hospital, en el que han muerto 140 personas. A 24 de octubre, las cifras ascienden a 5.791 palestinos asesinados por Israel en Gaza, entre ellos más de 2.000 niños, y más de 16.000 heridos. Todo esto ocurre en el contexto de un bloqueo total, en el que la población civil está desprovista de agua, alimentos, electricidad y combustible. La falta de combustible, utilizado para operar generadores eléctricos, ha provocado decenas de muertes en hospitales en las últimas horas.

Ante esta situación en Gaza, los gobiernos europeos están tomando una desconcertante aunque continuada actitud de inacción. No solo no están condenando el genocidio que el estado de Israel está cometiendo con la población palestina, sino que en algunos casos están apoyando las acciones de Israel, sugiriendo incluso sumar fuerzas con su ejército, como acabamos de ver con las declaraciones de Macron. Israel lleva ocupando tierra palestina desde 1948. Esta ocupación y acaparamiento de tierras ha ido en aumento año tras año, expulsando a millones de palestinos de sus hogares en una situación cada vez más insostenible. En 2023, 2,3 millones de palestinos, la mayoría de ellos desplazados de otras partes de Palestina ocupada, viven en la minúscula Franja de Gaza. Se trata del área geográfica más densamente poblada del planeta.

Esta mal llamada “guerra entre Hamás e Israel”, es un genocidio del pueblo palestino: con una media de 300 muertos al día, miles de heridos, y millones de personas desplazadas, no podemos llamar a esto  “conflicto” o “guerra”. Se trata de civiles –la mitad de ellos niños y niñas– perdiendo la vida bajo los escombros de los edificios, incluidos hospitales e iglesias donde tomaban refugio.

La Plataforma Córdoba con Palestina condena tajantemente la masacre que el estado israelí está cometiendo sobre la población palestina, a la vez que reitera su condena a la violencia ejercida por los combatientes de Hamás contra la población civil israelí al comienzo del conflicto y expresa nuevamente su más profundo rechazo a cualquier forma de violencia contra la población civil.

También condena la pasividad y complicidad de los gobiernos y agentes políticos internacionales ante ella, incluido el gobierno de España, que desde hace décadas vende armamento a Israel.

Por ello, la Plataforma exige al gobierno español que suspenda de forma inmediata la venta de armas a Israel. Además, exige medidas urgentes y contundentes por parte de este y de otros gobiernos y agentes políticos internacionales para poner fin al genocidio que se está cometiendo en Gaza.

Córdoba vuele a convocar una concentración solidaria por Palestina