domingo. 14.07.2024

La delegada de Salud y Consumo, María Jesús Botella, ha presentado en Córdoba, en la piscina de la Fuensanta, la campaña de sensibilización y detección precoz de cáncer de piel y ha señalado que esta acción se está realizando en las 8 provincias “porque el cáncer de piel es un problema importante de salud, por lo que es fundamental la detección precoz”.

Botella ha informado que “las quemaduras solares son el principal factor de riesgo de cáncer de piel en la infancia y la adolescencia, aunque también pueden influir otros factores genéticos y constitucionales, por lo que hay que evitar la exposición indebida y prolongada al sol”.

En este sentido, se ha referido a los consejos de la OMS, como reducir el tiempo de exposición al sol y resguardarse del mismo, sobre todo en las horas centrales del día, beber agua e ingerir alimentos antioxidantes. “El cáncer de piel se cura casi en la totalidad de los casos si se detecta precozmente y para ello es importante el autoexamen”, ha recalcado Botella.

En la campaña de Córdoba ha participado personal del Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir, del Área Sanitaria Sur, facultativos médicos, personal de enfermería y voluntarios del colegio de Farmacéuticos y de la Asociación Española contra el Cáncer.

Durante la mañana, los facultativos han realizado un chequeo de la piel con dermatoscopio a las personas que se han acercado voluntariamente, y, “cuando se detecte una señal sospechosa, se gestionará una cita previa con el servicio de Dermatología de los hospitales de la provincia, y el paciente llevará un informe del chequeo realizado”. Por su  parte, el Colegio de Farmacéuticos ha dado consejos e información respecto de la interpretación de los productos de protección solar, además del apoyo de los enfermeros que han dado consejos relativos a cuidados.

La delegada de Salud ha hablado de que “el cáncer de piel cada vez tiene más incidencia y con unos hábitos de vida fotosaludables se puede prevenir”. Aunque la campaña va dirigida a la población en general, presta especial atención a las personas más vulnerables al daño solar y al desarrollo de cáncer de piel, como son las personas en edad avanzada, con piel clara, aquellas que trabajan al aire libre o que practican deporte o alguna otra actividad en el exterior. Igualmente, se ha hecho hincapié en las personas con más de 50 lunares, lunares de gran tamaño o de nacimiento, personas con antecedentes personales o familiares de cáncer de piel, con enfermedades genéticas como albinismo o xeroderma pigmentosos, personas trasplantadas en tratamiento inmunosupresor o personas con tratamiento oncológico, entre otras. 

Rafael Ángel Castro Jiménez, director del centro de salud Poniente de la capital ha incidido en la importancia de la prevención y promoción de la salud “ya que Córdoba se ubica en una zona de alta incidencia de luminosidad que incide en la radiación ultravioleta lo que hace necesario informar a las personas de la importancia de la fotoprotección, así como elementos que se pueden utilizar como protectores oculares o sombreros que ayudan a disminuir la incidencia de casos de cáncer de piel”.

Igualmente, se ha incidido en la trascendencia de “detectar a tiempo la enfermedad para atajarla, con la puerta de entrada en atención primaria o por teleconsulta en coordinación con el Hospital Reina Sofía”. Castro ha explicado que “el órgano más amplio del cuerpo es la piel y esta tiene memoria por lo que las quemaduras solares provocan un efecto añadido que provoca un riego mayor”. También ha señalado que “cada persona presenta un fototipo diferente que incide en el riesgo, de ahí la importancia de la prevención, promoción y evitar las horas del día comprendidas entre las 12.00 y las 17.00 horas”.

Respecto a las señales de alerta, existe la regla del ABCDE, una medida que puede ser de gran utilidad para detectar precozmente el melanoma, el cáncer de piel más peligroso: A de asimetría (una mitad del lunar no es igual a la otra); B de bordes irregulares (los bordes son desiguales, borrosos o poco definidos); C de color (la pigmentación no es uniforme y se observan cambios de color de una zona a otra del lunar); D de diámetro (el lunas cambia de tamaño y mide más de 6 milímetros) y E de evolución (el tamaño, la forma o el color del lunar cambian con el tiempo).

Desde una perspectiva global de salud, una exposición solar moderada es necesaria para mantener unos niveles adecuados de vitamina D. Puesto que el sol es la principal fuente de vitamina D, las personas en riesgo de hipovitaminosis deberán vigilar sus niveles plasmáticos de 25-OH vitamina D3 e incrementar su aporte a través de la alimentación o mediante suplementos dietéticos en caso necesario.

Plan Integral de Salud y Fotoprotección

La consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Catalina García, anunció recientemente la elaboración de un nuevo Plan Integral de Salud y Fotoprotección en Andalucía que tendrá como finalidad la protección de la población ante los efectos dañinos en la piel como resultado de la exposición a la radiación ultravioleta. Todo ello se articulará a través de medidas intersectoriales que favorezcan la concienciación, adquisición y mantenimiento de hábitos de vida fotosaludables relacionados con la fotoprotección, con el objetivo de prevenir el cáncer de piel y otras enfermedades relacionadas con la sobreexposición a las radiaciones ultravioletas.

El PISFA, en el que está trabajando la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Consumo, se plantea propósitos tales como promover hábitos de vida fotosaludables a todos los niveles (educativo, laboral, deportivo, turístico, etc.); la formación en la materia de las personas involucradas en el Plan, o potenciar la colaboración y coordinación entre los diferentes sectores (educación, empleo, agricultura, etc.) con la finalidad de aunar esfuerzos y armonizar las actuaciones destinadas a fomentar los hábitos fotosaludables en toda la población.

Asimismo, plantea el impulso de la comunicación veraz a la ciudadanía sobre los beneficios de estos buenos hábitos, al tiempo que se hace hincapié en la información errónea difundida al respecto, y, por último, el fomento de la investigación y la innovación en el área de la fotoprotección, así como su relación con la prevención de enfermedades.

La campaña que ha tenido lugar hoy en toda Andalucía, que el año pasado se inició de la mano de la AECC, se ha organizado una vez más con su participación y con el asesoramiento del proyecto ‘Soludable’ y en esta edición ha contado además con la  colaboración de  sociedades científicas y colegios profesionales de Andalucía vinculados a esta patología como la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFYC), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Andaluza de Oncología Médica (SAOM), el Consejo Andaluz de Colegios de Enfermería, el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) y el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CACOF).

Córdoba se suma al Plan de Salud y Fotoprotección en Andalucía para prevenir el cáncer...