jueves. 30.03.2023

Desde hace años, se intenta fomentar el uso del transporte público y vehículo no contaminante como pude ser la bicicleta. Sin embargo, no todas las ciudades están bien acondicionadas o equipadas para el desarrollo de esta práctica. Según un estudio llevado a cabo por la Organización de Consumidores Unidos (OCU),Vitoria, Sevilla, Valencia y Barcelona son las mejores ciudades para circular en bicicleta, mientras Madrid, La Coruña y Córdoba tienen las peores redes de vías ciclistas en España. 

Para que los desplazamientos a pie o en bicicleta ganen protagonismo, requiere de una apuesta decidida por parte de los ayuntamientos, estos deben acelerar la transformación de los espacios urbanos para cambiar hacia una movilidad más sostenible.

La bicicleta solo se percibirá como un medio de transporte cuando resulte seguro usarla sin miedo al tráfico y permita llegar de forma cómoda a cualquier lugar de la ciudad. Las vías ciclistas específicas bien diseñadas evitan que los ciclistas hagan maniobras raras y que se salten las normas de tráfico.

Los resultados del estudio han mejorado en general respecto a los del anterior estudio realizado en 2013. Sin embargo, en muchas ciudades todavía se aprecia escasa conectividad y unas redes poco tupidas: para llegar a centros neurálgicos, es preciso dar rodeos. Además, faltan criterios unitarios en el diseño de los propios carriles bici, pues la apariencia y señalización de esos carriles bici cambian mucho de un lugar a otro de una misma ciudad, lo que hace difícil reconocerlos.

Las ciudades que cumplen los criterios y pueden presumir de una buena o muy buena red de vías ciclistas son Vitoria, Valencia, Sevilla, Barcelona y San Sebastián (aunque en esta última se aprecia un cierto retroceso respecto a su valoración en 2013). 

En el otro extremo, hay ciudades cuyas redes se pueden calificar de malas (Málaga y Bilbao) o muy malas (La Coruña, Córdoba y Madrid), les falta conectividad y algunas parecen concebidas para pasear más que para usar la bici como medio de transporte. Por ejemplo, la vía ciclista más cuidada de Madrid (el Anillo ciclista) discurre por la periferia. En La Coruña, la mejor (y casi única) vía ciclista corre paralela a la costa. Además, para fomentar el uso de la bicicleta, es crucial que se pueda dejar bien aparcada, sin temor a robos o vandalismos, y que la ciudad cuente con un sistema de alquiler de bicicletas que facilite su uso a quien no puede utilizar la suya propia.

Córdoba, una de las peores ciudades de España para ir en bicicleta, según la OCU
Comentarios