miércoles. 22.05.2024

La delegada de Hacienda, Economía y Empleo, Blanca Torrent, ha presentado este jueves el informe de ejecución financiera que revela que el Ayuntamiento de Córdoba cerró el ejercicio económico de 2023 con exceso de gasto y un remanente positivo de 43,6 millones de euros. A fecha del 31 de diciembre, la institución municipal contaba con "tesorería de sobra que asciende a 165,8 millones de euros".

Según explicó Torrent, durante el año pasado se utilizaron remanentes de 35 millones de euros provenientes del 2022, que fueron ejecutados en su totalidad. Esta ejecución extraordinaria generó una inestabilidad de 21,6 millones de euros, aunque la delegada justificó que se gastó "por encima de la regla sin que falte tesorería ni haya déficit anual".

Torrent destacó que el Ayuntamiento afrontó conscientemente un exceso de gasto para sufragar los gastos derivados de la pandemia y otras inversiones. A pesar de exceder la regla de gasto en un 22,2% más que en 2022, la institución cumplió con el objetivo de sostenibilidad financiera.

Para el año 2024, el Ayuntamiento destinará los remanentes de 2023 a reducir deuda, mientras ejecuta su presupuesto anual "con normalidad". Los remanentes de ejercicios anteriores solo se utilizarán para quitar deuda y cumplir con la barrera de gastos y estabilidad financiera.

Además, Torrent respondió a las críticas de la oposición sobre la baja ejecución presupuestaria en 2023, calificándolas como "infundadas" y "mentira", ya que el Ayuntamiento estaba dentro de los límites de gasto.

Córdoba cerró 2024 con un exceso de gasto y un remanente positivo de 43,6 M