miércoles. 17.04.2024

Hace tiempo, los vecinos afirman haber denunciado ante el Seprona la presencia de "vertidos incontrolados de agua residuales". Este miércoles, el equipo de servicio de protección a la naturaleza de la Guardia Civil se trasladó a la zona para determinar los hechos que contaban los vecinos, sin embargo, las autoridades afirmaron no detectar ningún vertido. 

Agenagua, ha comunicado estar haciendo un plan de seguimiento, corrección y detección del lugar donde se produce la elevación de dichos niveles, tras haber revelado a partir de unos análisis del agua, altos parámetros de manganeso y aluminio. 

Además, también están centrados en localizar el foco del problema, que como han informado puede ser por varias causas como que ese agua provenga del área del embalse con acceso libre, por la falta de escorrentía pluvial o sequía o tratarse incluso de una consecuencia de las altas temperaturas, que hayan disminuido el nivel del agua, produciendo una mayor concentración de estos niveles. También señalan que se puede deber por las antiguas instalaciones de tuberías o la deficiencia en la red de distribución, que pueden formar sacos, que a su vez acumulan los sedimentos y producen estas concentraciones. 

Las soluciones que se llevarían a cabo consistirían en la de la red de distribución, los depósitos y los sistemas de almacenamiento. Argenagua ha informado a los vecinos ante los posibles cortes de agua que pueda haber por las reparaciones y que si ven alguna salida de agua no la cierren sin comunicarlo previamente. 

Los vecinos de esta urbanización han mostrado su indignación con la Confederación, el Ayuntamiento y las autoridades sanitarias por no tomar medidas en el asunto. También critican los cortes de agua que va a realizar la empresa sin ofrecer ningún tipo de alternativa. 

La Conserjería de Salud declara no opta el agua de la urbanización Las Jaras