jueves. 18.04.2024

Alertado el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil por la Central de Emergencias 112, de la ocurrencia de un siniestro vial en la carretera de Palma del Río, consistente en la colisión por alcance entre dos vehículos con resultado de cuatro personas heridas y daños materiales de consideración en los turismos implicados. Al personarse la Patrulla de Motoristas de la Guardia Civil en el lugar del siniestro, comprueban que el conductor causante del accidente se había ausentado, incumpliendo las obligaciones reguladas en la Ley de Seguridad Vial, como son la de auxiliar y solicitar auxilio para atender a las victimas, prestar su colaboración, evitar mayores peligros o daños, restablecer, en la medida de lo posible, la seguridad de la circulación y esclarecer los hechos.

Trás una ardua búsqueda por las inmediaciones del lugar, se localizó el vehículo en cuestión estacionado en una calle de la Barriada de Villarrubia, encontrándose el conductor en su interior, quien mostraba claros síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcoholicas, arrojando resultado positivo en las pruebas efectuadas. Procediendo a su investigación como presunto autor de unos supuestos delitos Contra la Seguridad Vial, por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y abandono del lugar del accidente.

El delito de Abandono del lugar del accidente surge con la Ley Orgánica 2/2019, de 1 de marzo, dictada como respuesta a una importante demanda social ante el incremento de accidentes en los que resultan afectados peatones y ciclistas por inprudencia en la conducción de vehículos a motor o ciclomotor, con la que se quiere sancionar la maldad de aquellas personas que, encontrándose implicados en un siniestro vial, se dan a la fuga, generalmente, con la intención de eludir el control de alcohol o drogas, así como las sanciones penales o administrativas, unidas al deber de resarcimiento y derivadas de una conducción irregular.

Conductor causa una colisión en un semáforo y se da a la fuga dejando 4 heridos