martes. 28.05.2024

El Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba rechaza la eliminación del requisito de nacionalidad para ejercer como enfermera en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), aprobada a principios de este mes por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía para todo el año 2024, prorrogando así una medida calificada como “excepcional” que ya se tomó el pasado mes de julio para 2023, y que el Colegio considera que no debe normalizarse durante otro año completo más como sistema rutinario de contratación.

La Junta de Andalucía justifica esta medida para que el SAS pueda hacer nombramientos de carácter temporal de personal de Enfermería extranjero no comunitario “en el contexto actual, caracterizado por el aumento progresivo de la escasez de determinados profesionales facultativos y de enfermería que cumplan los requisitos de nacionalidad exigidos por la normativa vigente”; y ante el déficit de efectivos para cubrir determinados puestos, entre cuyas causas el propio texto del Acuerdo aprobado reconoce “el escaso atractivo profesional de determinadas plazas”.

El Colegio de Enfermería cordobés recuerda que 105 enfermeras han solicitado el traslado a otras provincias y Comunidades Autónomas españolas entre enero y noviembre de este año, según los datos que maneja el Colegio, en muchos casos por las mejores condiciones laborales y profesionales. Entre las Comunidades de destino, y además de otras provincias andaluzas, estas enfermeras se han marchado a Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, Cataluña y País Vasco, entre otras.

Además, otras 29 han cursado baja colegial por desempleo durante el mismo periodo. De ellas, más de la mitad, 15, durante septiembre y octubre, meses en los que habitualmente se registran más bajas de este tipo por el fin de los contratos de sustitución del verano.

“Más que eximir del requisito de nacionalidad, esta fuga de profesionales debe impedirse, en la medida de posible, mediante contratos más atractivos y estables para las enfermeras en la provincia cordobesa”, afirma la presidenta del Colegio, Natalia Pérez; que recuerda que en los citados datos no están incluidas las posibles recién enfermeras graduadas en Córdoba que ni siquiera se han colegiado en la provincia, como es el caso de las 20 enfermeras que este verano se marcharon al Hospital Universitario de Burgos, cuyo testimonio ha sido publicado recientemente por varios medios de comunicación cordobeses; “y que no dejan de ser un reflejo de la precariedad y temporalidad en el SAS”.

Agilización de la Bolsa del SAS

De igual manera, y antes que recurrir a la contratación de extracomunitarios, el Colegio demanda también la agilización de la Bolsa Única del SAS –a través de la cual se realizan las contrataciones y nombramientos temporales-, que lleva dos años sin actualizarse, lo que impide no solo que unas 230 nuevas enfermeras graduadas en la Universidad de Córdoba (UCO) en los dos últimos cursos hayan podido inscribirse, sino que las ya inscritas no vean reconocidos sus méritos y experiencia actuales.

Por todo ello, y ante la falta de enfermeras que alega la Junta, el Colegio vuelve a alertar de la fuga de profesionales a otras Comunidades Autónomas en busca de mejores condiciones y huyendo de la precariedad laboral. Un éxodo que viene registrándose en los últimos años, y ante el cual la presidenta del Colegio, Natalia Pérez, ha vuelto a reivindicar “un sistema de contrataciones adecuadas, estables y mejor retribuidas, que acabe con los contratos precarios y la temporalidad en nuestro colectivo, así como más personal en el sistema sanitario público cordobés”.

El Colegio de Enfermería rechaza la nueva norma del SAS que causa éxodo laboral