domingo 1/8/21

Enfermeros cordobeses piden responsabilidad a los ciudadanos que den positivo en los nuevos autotest del COVID-19

enfermero

El Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba apela a la responsabilidad de los cordobeses que den positivo en los nuevos test de autodiagnóstico del COVID-19 que pueden adquirirse sin receta en las farmacias, tras la aprobación ayer por parte del Consejo de Ministros del Real Decreto 588/2021, por el que se modifica el Real Decreto 1662/2000, sobre productos sanitarios para diagnóstico in vitro, con objeto de regular la venta al público y la publicidad de los productos de autodiagnóstico del COVID-19.

El Colegio de Enfermería cordobés recuerda que estos test requieren, en caso de dar positivo, la confirmación en un centro sanitario mediante una prueba diagnóstica de infección activa, como la PCR, ya que hasta entonces solo es considerado como caso sospechoso por las autoridades sanitarias; y hace un llamamiento a la solidaridad para que los ciudadanos que den positivo se aíslen hasta que su caso sea confirmado.

Ante el comienzo de la venta de estos autotest en las farmacias sin prescripción médica, este Colegio considera que estos son una herramienta positiva y eficaz para el autocontrol del coronavirus, pero que en todo caso “no son la panacea para controlar la actual progresión de la pandemia, y pedimos a los ciudadanos a los que este test les salga positivo que lo comuniquen a las autoridades sanitarias y se aíslen mientras tanto”, indica el presidente en funciones del Colegio de Enfermería de Córdoba, Enrique Castillo.

De igual manera, el Colegio señala que, si bien estos test son más fáciles de realizar que las conocidas PCR y no requieren la intervención de un profesional sanitario -como señala el propio Real Decreto recién aprobado-; deben seguirse escrupulosamente sus instrucciones de uso, y anima a los ciudadanos a consultar cualquier duda que tengan al respecto. Los dos tipos de test que se pueden adquirir sin receta son tanto test de antígenos como test serológicos. Los primeros detectan el coronavirus cuando una persona ya está infectada, mientras que los segundos sirve para determinar si una persona tiene anticuerpos y, por tanto, ha pasado la enfermedad. Los test de antígenos requieren tomar una muestra de las fosas nasales, sin necesidad de profundizar con el hisopo tanto como en el caso de una PCR, pero sí requieren introducir el conocido bastoncillo entre 2 y 3 centímetros en cada uno de los orificios de la nariz. Los test de anticuerpos requieren de una pequeña gota de sangre mediante un pinchazo en el dedo.

Falsos negativos

Si no se realizan correctamente, estos test puedan dar lugar a un falso negativo, “por lo que también hacemos un llamamiento a su correcto uso e interpretación, y a que no generen una falsa sensación de seguridad, ya que, sea cual sea su resultado, todos debemos seguir manteniendo las medidas de protección vigentes”, afirma Enrique Castillo.

Además, y aunque su realización se haga de manera correcta, también es posible obtener falsos negativos, ya que este tipo de pruebas poseen una sensibilidad menor que una PCR, y ven su eficacia reducida si la carga viral es baja, lo que ocurre durante los días iniciales o finales de la infección. Por ello, el Colegio de Enfermería de Córdoba recuerda que se recomienda hacer uso de estos test durante los 7 primeros días desde la infección, o en los 5 primeros días desde la aparición de síntomas, cuando la carga viral es más evidente.

Por último, el Colegio cordobés muestra su preocupación ante la eliminación de los desechos de estos test una vez usados, por lo que también recuerda que es necesario un correcto reciclado de los residuos biológicos resultantes de la realización de estos autotest, siguiendo las instrucciones marcadas por cada fabricante.

Comentarios