martes. 28.05.2024

Diversas asociaciones vinculadas al legado histórico de la ciudad de Córdoba, entre ellas Amigos de Ategua, Amigos de Medina Azahara, Amigos del Museo Arqueológico de Córdoba, Amigos de los Museos de Córdoba, Amigos de Córdoba, Arte, Arqueología e Historia, y el Instituto Andaluz de los Castillos, han dirigido una comunicación al Ayuntamiento de Córdoba, solicitando medidas para la adecuada conservación del Yacimiento Arqueológico de Cercadilla, un Bien de Interés Cultural (BIC), del cual el Ayuntamiento es propietario parcial.

Simultáneamente, han remitido una solicitud a la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Córdoba y a la Consejería de la Junta de Andalucía, competente en Patrimonio Histórico, instando a que, en su calidad de administraciones encargadas de la preservación y protección de los bienes patrimoniales, tomen las medidas necesarias para garantizar su debida conservación.

La preocupación de estos colectivos surge ante la presencia de una chabola en los límites del yacimiento, bajo un puente, indicando una situación alarmante para uno de los sitios más relevantes del país. Designado como Bien de Interés Cultural (BIC), ostenta la máxima categoría de protección según la legislación española.

De acuerdo con el artículo 14 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, la responsabilidad de su conservación, mantenimiento y custodia recae en los propietarios de los terrenos. En el caso del Yacimiento Arqueológico de Cercadilla, ubicado cerca de la estación de tren, donde se encontró la chabola, el Ayuntamiento es propietario desde 2015.

Estas asociaciones ciudadanas, comprometidas con la defensa del patrimonio local, expresan su descontento ante la "desidia" de las autoridades encargadas de cumplir lo establecido por la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía y de España, y solicitan "el cese del abandono que ha persistido durante años".

En la actualidad, Córdoba alberga cuatro sitios reconocidos como patrimonio mundial, y la imagen inicial que perciben los visitantes al llegar a la ciudad es un yacimiento arqueológico, que "podría haber aspirado a ser el quinto patrimonio mundial de la ciudad", ahora cubierto de maleza, "ocupado por chabolas", repleto de desechos, con sus vestigios arqueológicos "en un estado total de desatención".

Colectivos del patrimonio cordobés lamentan el abandono de Cercadilla