sábado 12/6/21

Denuncian el despido de 12 trabajadores de la plantilla de Bodegas Mezquita

El Sindicato de Servicios de CCOO de Córdoba critica que Baldomero Gas, propietario y gerente de la firma, que tiene varios restaurantes y tiendas gourmet en la capital cordobesa, se haya negado a aplicar un ERTE hasta que finalice el actual estado de alarma para evitar los despidos

Trabajadores restaurante Bodegas Mezquita. // Twitter
Trabajadores restaurante Bodegas Mezquita. // Twitter

El Sindicato de Servicios de CCOO de Córdoba rechaza el despido de 12 trabajadores de los 28 que conforman la plantilla de Bodegas Mezquita y critican la actitud intransigente de Baldomero Gas, propietario y gerente de la firma, que tiene varios restaurantes y tiendas gourmet en la capital cordobesa, y que se ha negado a estudiar cualquier alternativa al despido.

El secretario General del Sindicato de Servicios de CCOO de Córdoba, Manuel Casado, explica que, “en principio, Gas quería despedir a 23 trabajadores y trabajadoras y reducir la plantilla a solo cinco personas, pero después de varias reuniones se avino a bajar el número de despidos y los dejó en 12”.

La empresa, que actualmente mantiene abierto el restaurante de la Ribera y los fines de semana también el de Cruz del Rastro, esgrimía problemas económicos pero “no entendemos por qué de la noche a la mañana puede mantener a 11 trabajadores y trabajadoras más cuando, supuestamente, la situación económica no está mejorando”, se cuestiona el responsable sindical.

“CCOO le propuso prolongar el ERTE en el que se encuentran actualmente los trabajadores y trabajadoras hasta mayo, con la idea de que si mejoran las condiciones sanitarias y se relajan las medidas de restricción horaria y movilidad se pueda retomar la actividad y evitar despidos”, apunta Casado pero el señor Gas se negó en rotundo. “Gas vende humo. Da una cara al exterior, de empresario comprometido y justo, e incluso recibe premios de Cáritas, pero con su plantilla muestra otra cara muy diferente, mucho menos solidaria, desde luego”, critica Casado.

“Lamentamos que el señor Gas no se abra a negociar un acuerdo que no sea perjudicial ni para él ni para la plantilla y que tengamos que judicializar una situación que podría tener otras salidas menos traumáticas”, apostilla el secretario General de Servicios de CCOO de Córdoba.

Comentarios