martes 22/9/20

CCOO manifiesta ante el despido de una trabajadora que denunció persecución sindical en Deza

CCOO manifiesta ante el despido de una trabajadora que denunció persecución sindical en Deza

Delegados y delegadas de CCOO se han concentrado este martes ante las puertas de uno de los establecimientos de Deza Calidad en la capital cordobesa para protestar por el despido de la secretaria de la Sección Sindical de este sindicato después de meses de sufrir persecución sindical a causa de un primer despido que una sentencia reconoció como nulo y que obligó a la cadena de supermercados a readmitirla e indemnizarla por daños morales.

La trabajadora en cuestión llevaba 15 años trabajando para la empresa. Cuando por distintos motivos fue trasladada a la línea de caja descubrió que la empresa imputaba a los cajeros en concepto de anticipo los descuadres de caja. Es más, si por descuido se dejaba de cobrar algún producto, la empresa exigía el pago en mano de dicho producto al trabajador o trabajadora. 

Tras manifestar su desacuerdo con estas prácticas y negarse a firmar como anticipo lo que en realidad eran descuadres de caja, la trabajadora fue despedida en marzo de 2018, despido que recurrió ante el juzgado, que falló a su favor obligando a la cadena de supermercados a readmitirla e indemnizarla por daños morales.

Desde su reincorporación, la trabajadora, que es además secretaria de la Sección Sindical de CCOO en Deza, sufrió una serie de situaciones, denunciadas ante los juzgados, que han dado lugar a amonestaciones, dos de ellas con suspensión de empleo y sueldo. La empresa castigaba con continuas faltas a esta trabajadora, que hasta su primer despido no había sido objeto de ninguna amonestación, sino más bien todo lo contrario, era muy valorada por su trabajo.

Ahora, la empresa ha ido un paso más allá y la ha despido por causas disciplinarias por errores en el cobro de productos, “errores que al parecer solo comete ella, cuando no es extraño que se produzcan errores en la línea de caja”, señalaba el secretario General del mencionado sindicato provincial, Manuel Casado, que junto a las personas concentradas pidió la inmediata readmisión de la trabajadora. 

“Es lamentable que a las alturas que estamos se sigan produciendo estas situaciones, que lo único que ponen de manifiesto es la retrógrada cultura empresarial que tienen algunos empresarios, que se amparan en la necesidad que tienen las personas de trabajar para imponer medidas incluso ilegales”, remarca Casado.

El sindicato critica, además, que los delegados sindicales en DEZA Calidad, de UGT, no hayan defendido los derechos de esta trabajadora ni de otros trabajadores despedidos y hayan permitido una situación de acoso y derribo que ha terminado con un despido que ya ha sido denunciado y que en realidad solo esconde la intención de la empresa de acallar la voz de CCOO contra la firma del nuevo convenio colectivo, un acuerdo dañino que empeora las condiciones laborales de la plantilla.

Comentarios