sábado 4/12/21

Redacción. CCOO ha iniciado en redes sociales la campaña #NoSeasCómplice con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género, con la que reitera su rotundo y total rechazo a las violencias contra las mujeres, la expresión más dramática y cruel de las desigualdades materiales y culturales que persisten, dirigidas a atacar la libertad, la seguridad, la autonomía de las mujeres y a mantenerlas en una injusta situación de inferioridad. 

La secretaria de Mujer de CCOO de Córdoba, Mar Ávalos, denuncia el continúo agravamiento de los factores estructurales que son el caldo de cultivo de las violencias machistas: la feminización de la pobreza el desempleo y la precariedad laboral junto a la ausencia de una política de educación igualdad y la corresponsabilidad, y la insuficiencia de políticas activas de igualdad y de recursos suficientes y proporcionados para la prevención, protección y atención a las víctimas, todos ellos, factores que contribuyen a aumentar las situaciones de exposición al riesgo, vulnerabilidad y dependencia de muchas mujeres.

En este sentido, la responsable sindical señala que “es incomprensible que el Gobierno andaluz reduzca las partidas presupuestarias para políticas de protección a las víctimas un 50% y para políticas de igualdad un 31% cuando la violencia machista, lejos de retroceder, sigue avanzando”.

Para CCOO, la aceptación de los discursos misóginos de la extrema derecha por parte del Gobierno andaluz está generando miedo en las mujeres. Así lo pone de manifiesto el Informe sobre Mujeres Víctimas de la Violencia de Género 2019 que ha elaborado la Secretaría de Mujer de CCOO y que sitúa a Andalucía como la comunidad con más mujeres asesinadas, con 12 en lo que va de año -3 de ellas en Córdoba-, de las que sólo 2 habían denunciado previamente. “Las mujeres tienen miedo y los asesinos y agresores se rearman”, señala Ávalos quien apunta el dato de que 8 de cada 10 denuncias proceden de atestados policiales y no de la propia víctima, lo que da idea de la situación de indefensión en la que se ven las mujeres víctimas de violencia machista. 

Por ello, la secretaria de Mujer insiste en la importancia de que las mujeres víctimas de violencia de género cuenten con una red de protección que las ayude a salir de esta situación. Dicha red requiere de la implicación del empresariado, al que CCOO le pide que asuma su parte de responsabilidad y adopte una postura clara en favor de las víctimas: “Queremos que las empresas implanten planes de igualdad y protocolos de acoso; y fomenten la contratación indefinida entre las víctimas”, recalcó Ávalos.

El sindicato ha argumentado esta afirmación con datos: de los 231 contratos bonificados que se han hecho en 2019, el 82% son temporales y de ellos el 65% parciales. Además, la mayoría son, según explica la secretaria de la Mujer, de una cualificación inferior a la que poseen las mujeres. Igualmente, solo se han hecho 24 contratos de sustitución.

Por otra parte, y coincidiendo con el juicio a ‘la manada’ por los delitos de Pozoblanco, CCOO ha pedido una reforma del Código Penal con enfoque de género para que no se repitan sentencias como la de Navarra o la de Manresa, de manera que cuando no haya consentimiento se considere violación y el estado de inconsciencia de la víctima sea un agravante y no un eximente. Asimismo, el sindicato ha reclamado que se incluyan en el Código Penal los delitos de ciberacoso ya que, en la actualidad, no están tipificados.

CCOO inicia la campaña #NoSeasCómplice con motivo del día contra la violencia de género
Comentarios