viernes 7/5/21

Las medidas de mantenimiento del empleo han contribuido a que el IPC no entre en recesión en Córdoba

Cierre de la hostelería. - José León.
Cierre de la hostelería. - José León.

“Las medidas puestas en marcha para el mantenimiento del empleo, especialmente los ERTE, han contribuido a que la caída del IPC no haya sido mucho mayor y que la economía cordobesa no haya entrado en recesión”, ha señalado la secretaria General de CCOO de Córdoba, Marina Borrego, tras conocer los datos del IPC de diciembre de 2020, que cerró el año con una bajada del 0,1 respecto a noviembre y un descenso anual del 0,3%.

En diciembre, las subidas de la vivienda y los gastos domésticos (agua, electricidad, gas, etc.) y del transporte han frenado una mayor caída de los precios en la provincia de Córdoba pero “esta bajada no nos puede hacer perder de vista que en un año tan duro como ha sido el 2020, con miles de personas que han perdido su empleo o se han visto afectadas por un ERTE, lo que supone una brusca reducción de ingresos, productos y servicios básicos han experimentado subidas por encima de un punto”, advierte Borrego.

Es el caso de la vivienda y los gastos asociados a ella, que registraron un aumento del 2% respecto al mismo mes del año anterior, los alimentos y bebidas no alcohólicas, que cerraron con una subida de 1,4 puntos, o el vestido y el calzado, que concluyó el año con una subida del 1,1%.

“Estas subidas tienen una repercusión directa sobre las economías familiares y sobre la capacidad de gasto de las familias”, recordó la responsable sindical para quien “es lamentable que en una situación tan complicada como la que estamos viviendo no se establezcan medidas para evitar subidas en suministros básicos como la electricidad, el agua o el gas”.

Por ello, la secretaria General de CCOO ha vuelto a reclamar una subida del SMI para garantizar unos ingresos suficientes con los que poder hacer frente a los gastos fundamentales y más medidas de protección para las personas desempleadas que no reciben ningún tipo de prestación y más agilidad en la resolución de los expedientes del Ingreso Mínimo Vital y la Renta Básica de Inserción, que son básicas para evitar la exclusión social de muchas personas que se han visto golpeadas por esta nueva crisis económica.

Comentarios