miércoles 28/7/21

Denuncian la precariedad de los contratos ofrecidos a los médicos residentes de Familia que terminan este año su formación

El Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba denuncia el ocultismo y la falta de transparencia de la Gerencia de los distritos sanitarios Córdoba y Guadalquivir y el maltrato al personal médico
Médico de familia.
Médico de familia.

El Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba denuncia la precariedad de los contratos que los distritos sanitarios Córdoba y Guadalquivir ofrecen a los médicos residentes de Familia que terminan este año su formación. El sindicato, además, critica el ocultismo y la falta de transparencia de la Gerencia de ambos distritos por su proceder en la reunión que ha mantenido con el personal médico residente que acaban su formación el próximo día 25 de mayo para ofrecerles contratos de trabajo, sin comunicarlo ni invitar a los sindicatos, como ya es habitual.

En la citada  reunión se les ofrecen contratos hasta el día 31 de diciembre pero en los mismos no se especifica el lugar donde se realizará el trabajo o bien se indica “preferentemente en centro de salud de Fuensanta”, o de Levante Norte, etc., “lo que quiere decir que no se asigna un centro de trabajo determinado, sino que la administración sanitaria decide a qué centro de salud le asigna diariamente el trabajo”, explica el secretario General del Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba, José Damas.

“Esta es una nueva artimaña del equipo directivo de los Distritos Sanitarios. Ya el año pasado, el director médico, José Antonio Gascón, utilizó artimañas para evitar que los nuevos médicos de familia cogieran contratos”, afirma Damas quien explica que con estos contratos puede ser que los médicos se pasen estos meses acudiendo cada día a un centro de salud diferente a cubrir consultas abarrotadas con pacientes acumulados de varios días y eso por no mencionar el hecho de no saber a dónde se va a trabajar al día siguiente.

Esta situación se agrava todavía más en el caso de los contrato que refieren “preferentemente en Palma del Río”, ya que supone que les pueden asignar a cualquier pueblo del distrito, que abarca desde Peñaflor, en la provincia de Sevilla, hasta Valenzuela, pasando por Villaviciosa, Obejo y todos los pueblos del distrito sanitario Guadalquivir.

El delegado sindical de CCOO en Atención Primaria, José Antonio López, denuncia que “no se puede aceptar esta humillación a los profesionales” y que “no podemos aceptar este trato a unos profesionales que se han formado en nuestra provincia, con el esfuerzo que supone de ellos y de toda la sociedad para tener los mejores médicos de Familia de Europa, por no decir del mundo”.

“No es de recibo que se les trate de esta forma cuando en otros lugares de nuestro país y de fuera de nuestras fronteras los están tentando con contratos con unas condiciones tanto de trabajo como salariales muchísimo mejores que las que aquí se les presentan”, remarca López quien recuerda que “la Junta prometió este año que no iba a dejar escapar a estos médicos, como ocurrió el año pasado, que de 24 residentes solo se quedaron 6,  pero la realidad es que todo sigue igual. Al final pagarán los médicos de Córdoba, cada día más hartos, la población, que tendrá una sanidad sin personas que los atiendan como se merecen, y nuestra sociedad, perdiendo unas familias que aporten riqueza a nuestra tierra”, lamenta el responsable sindical. 

Como muestra un botón: “De los 21 residentes que acaban su formación este año, solo han acudido al acto de oferta de contratos 8, según información de algunos de los asistentes, y dos ya han expresado su deseo de no aceptar estos contratos por las pésimas condiciones ofertadas”, comenta el delegado de CCOO.

El sindicato recuerda la falta de médicos en la que nos encontramos, la fuga de estos hacia la medicina privada y a otros países europeos, fomentada por el propio sistema público, y la elevada edad de estos y estas profesionales, que hace que cada mes tengamos menos personal médico para atender a la población, ya que “se jubilan en cuanto pueden”, afirma López.

“Volvemos a recordar, por enésima vez, la promesa electoral del actual consejero de Salud, Jesús Aguirre, de igualar los salarios de todos los trabajadores y trabajadoras sanitarios a la media nacional. Que a día de hoy, sigue siendo una promesa incumplida”, recuerda el responsable sindical que insiste en que “si los y las jóvenes que hemos formado se nos van, y hacen su vida en otros lugares con mejores condiciones laborales,  muy probablemente no vuelvan. Y nuestra sanidad, siga deteriorándose como lo está haciendo desde hace unos años”.

Por ello, CCOO exige la dimisión inmediata de este equipo directivo, y en particular del director médico, dada la pésima gestión en materia de recursos humanos que están realizando en los distritos sanitarios Córdoba y Guadalquivir.

Comentarios