viernes 23/4/21

Las empresas cordobesas deben mejorar las condiciones del teletrabajo: “Es un realidad que ha venido para quedarse”

En el marco del acuerdo de concertación con la Diputación de Córdoba, “Juntos x Córdoba”, el sindicato ha celebrado hoy las jornadas virtuales “Teletrabajo, ¿oasis o jaula?”, en las que se han abordado las ventajas y riesgos de esta modalidad de trabajo, así como los cuidados físicos y mentales que pueden tener en cuenta las personas que teletrabajan para evitar daños musculoesqueléticos y riesgos psicosociales.
IMG20210408111633
Reunión de teletrabajo. (CCOO Córdoba)

CCOO remarca la necesidad de mejorar las condiciones laborales del teletrabajo, un sistema de trabajo que, en su mayoría, se ha implantado de forma improvisada y sin planificación, lo que genera desajustes que afectan a la salud, la seguridad y la conciliación de las personas trabajadoras, así como a aspectos relacionados con la promoción y la mejora laboral, las relaciones laborales y la sociabilización de las personas que teletrabajan.

Así se ha puesto de manifiesto en las jornadas “Teletrabajo, ¿oasis o jaula?” que se han celebrado hoy en el marco del acuerdo de concertación con la Diputación de Córdoba, “Juntos x Córdoba” y que ha contado con la intervención de la presidenta del Instituto Provincial de Desarrollo Económico de Córdoba (Iprodeco), Dolores Amo, quien resaltó la importancia de la concertación social para avanzar en el desarrollo de la provincia y, en concreto, de la formación para luchar contra la despoblación de los pueblos.

Por su parte, el secretario de Empleo de CCOO de Córdoba, Manuel Merino, señaló que hasta la llegada de la pandemia, “el teletrabajo era escaso y se pensaba que estar en casa teletrabajando era estar de vacaciones” pero desde marzo, “el teletrabajo está en la agenda política, económica y social “ y “es un realidad que ha venido para quedarse”. De hecho, según datos del Barómetro Andaluz de la Fundación Centro de Estudios Andaluces, en 2019 el teletrabajo suponía el 6,4% del empleo, mientras que en 2020 esta cifra se elevó al 21,3%. Estas cifras representan unos 470.000 trabajadores en Andalucía, alrededor de 40.000 de ellos en la provincia de Córdoba.

A causa de la pandemia “muchas personas trabajadoras entraron en este sistema sin ninguna regulación, sin ninguna formación, de manera muy improvisada y sin planificación, lo que genera una serie de desajustes en el mercado laboral”, apuntó Merino quien recuerda que CCOO instó al Gobierno a regular esta nueva forma de trabajo, una regulación que se hizo efectiva en septiembre con la entrada en vigor del Real Decreto de Trabajo a Distancia.

El Decreto recoge cuestiones importantes para CCOO, como la igualdad de trato, de oportunidades y no discriminación entre las personas que trabajan de forma presencial y las que lo hacen telemáticamente, impide que se pueda despedir por la negativa de la persona a teletrabajar, tiene carácter reversible, no puede vulnerar en ningún caso el derecho a la intimidad y evita que no se confunda el teletrabajo con las medidas de negociación. “No se puede incluir el teletrabajo en los planes de igualdad como medida de conciliación, aunque si se puede ser complementario”, remarcó el responsable de Empleo del sindicato.

Otras cuestiones tendrán que desarrollarse a través de la negociación para evitar que el sistema traslade el riesgo empresarial al trabajador o trabajadora –con los falsos autónomos, por ejemplo-, garantizar el derecho a la desconexión digital y el derecho a que la empresa proporcione los equipos y el material en el domicilio y el abono de los gastos.

En las jornadas, la técnico del sindicato Cristina Soler abordó las ventajas del teletrabajo como el desarrollo del entorno rural o posibles reducciones de costes, pero también los incovenientes, como el aislamiento social, la falta de adaptación de los espacios o la dificultad para desconectar. “En cualquier caso no puede suponer una renuncia ni a nivel personal ni profesional, de ahí la importancia de hacer un uso adecuado de esta figura, siendo el respeto a la normativa establecida, la utilización de la negociación colectiva y la información unas herramientas básicas para conseguirlo”, subrayó Soler.

Junto a Soler, también han tomado parte en las jornadas la fisioterapeuta Elena de la Barrera, de Policlínica Corpomente, y la psicólogo Ángela Baena, quienes aportaron buenos consejos para evitar riesgos para la salud ocasionados por el trabajo en casa.

Asimismo, varias personas que teletrabajan compartieron su experiencia y explicaron los pros y contras que encuentran a esta forma de trabajo. En general, coincidieron en señalar la dificultad para desconectar y conciliar y en la falta de formación adecuada y de los medios necesarios para desarrollar correctamente el trabajo a distancia.

Comentarios