miércoles 25/5/22

Tachan de intolerable el aumento de las listas de espera de la sanidad pública en la provincia de Córdoba

El Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba denuncia que la sanidad pública continúa aumentando sus números rojos, con 55.246 personas en espera en nuestra provincia para ser intervenidas quirúrgicamente o para la primera consulta de un especialista o una prueba diagnóstica, 9.790 personas más que en las últimas cifras de referencia.
HURS
HURS

El secretario General del Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba, José Damas, califica de “inaceptables” y “vergonzosos” los datos facilitados por la Junta de Andalucía en relación a las listas de espera de la sanidad pública que, a 31 de diciembre de 2021, ascienden a 1.008.055 personas, de ellas, 55.246 personas en la provincia de Córdoba están a la espera de una intervención quirúrgica o de ser atendidas en una consulta de especialista, según los datos publicados por el propio Servicio Andaluz de Salud (SAS) el pasado 5 de mayo.

Las cifras publicadas por el SAS indican que en la provincia de Córdoba se acumulan 12.071 personas en espera para una intervención quirúrgica, 2.800 personas más con respecto a semestre anterior, y 43.175 personas en espera para ser atendidas por un especialista. Es decir, en seis meses se ha pasado de 52.167 personas en lista de espera a 55.246, o lo que es lo mismo, 3.079 personas más en lista de espera, lo que en opinión del dirigente sindical “es una muestra clara de una ineficaz gestión de la sanidad pública por parte del Gobierno andaluz”.

Para Damas, “estas cifras son puro maquillaje porque ha crecido el número de pacientes que esperan ser atendidos por primera vez o el de pacientes que se encuentran en situación de limbo esperando una llamada para consulta, llegando en alguna especialidad hasta 327 días de espera en nuestra provincia” y “si una persona no se ha diagnosticado, no forma parte de la lista quirúrgica”. Además, “muchas de las personas que forman parte de estas listas de espera, ante el agravamiento de su salud, terminan optando por un seguro privado, dejando de engrosar las listas del SAS”, añade.

“Resulta incompresible y paradójico que mientras aumentan las listas de espera durante verano, Navidad y Semana Santa se cierren camas, el hospital Los Morales esté infrautilizado y se pare la actividad quirúrgica, que el Reina Sofia sume 9.296 personas en espera de una intervención, 2.008 personas más que hace seis meses”, dice José Damas que denuncia que la situación es idéntica en la provincia: El Hospital de Puente Genil pasa de 116 a 195 personas en espera de una operación mientras los quirófanos están a medio rendimiento, El hospital de Pozoblanco, ante la falta masiva de especialistas, pasa de 653 a 997 personas en espera y el Hospital de Cabra registra cifras similares, pasando de 651 a 992 personas esperando una intervención.

Por otro lado, CCOO denuncia que se ha producido un aumento progresivo del presupuesto destinado a la externalización de servicios hacia la sanidad privada. “No estamos en contra de la existencia de la sanidad privada, pero ésta debe ser una opción voluntaria y en ningún caso convertirse en un sustitutivo de la sanidad pública, y menos aún, que la ciudadanía se vea obligada a contratar un seguro privado por no ser atendido en el servicio sanitario público”, recalca el secretario General de Sanidad quien rechaza “el cambio de modelo que nos quiere imponer el Gobierno del señor Moreno Bonilla, que apunta a que quien puede pagarlo, tiene sanidad, por lo que estamos completamente en contra de dicho modelo”.

Asimismo, CCOO cuestiona la eficacia de la derivación de fondos públicos al sector privado ya que, aunque el SAS ha pasado de invertir en la sanidad privada de 463 millones de euros en 2021 a los 662 millones para 2022 -un incremento de casi 200 millones en solo un año-, “los resultados no son eficaces en la disminución de las listas de espera, y además se destinan a patologías menos complicadas”. 

Por ello, “es necesario y urgente un  plan de choque para reducir las listas de espera desde la gestión pública, pero tiene que contar con una dotación extra de profesionales sanitarios -médicos, enfermeras,  técnicos, celadores, etc.- que hagan posible el adecuado funcionamiento y rentabilidad de nuestras infraestructuras sanitarias públicas”, hace hincapié Damas quien asevera que “no podemos continuar permitiendo la fuga de profesionales sanitarios especializados, formados en nuestras universidades y centros hospitalarios, pero que cuando finalizan se marchan en busca de mejores condiciones laborales y salariales. Los profesionales de la sanidad pública andaluza no pueden continuar siendo el vagón de cola de todo el estado español en precariedad salarial”. 

El secretario General del Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba recuerda que “el acceso de la ciudadanía al sistema sanitario público es un derecho fundamental e incuestionable, por lo que debe haber una garantía de atención sanitaria pública y de calidad. Nuestra calidad y esperanza de vida van en aumento, pero también la aparición de nuevas enfermedades, como la pandemia que estamos viviendo,  por lo que nuestros gestores sanitarios públicos deben anticiparse a la nueva realidad social y demanda asistencial que se nos avecina y no centrarse en como hacer negocio con la  sanidad”, apostilla.

Tachan de intolerable el aumento de las listas de espera de la sanidad pública en la...
Comentarios