viernes. 27.01.2023

Casi 1.300 jóvenes cordobeses han recibido desde el inicio de la pandemia el apoyo de Cruz Roja para mejorar sus posibilidades de incorporación al mercado laboral.

Concretamente han sido 860 en 2020 y 435 en lo que llevamos de este año los jóvenes que han participado en Córdoba en alguna de las diversas acciones de formación y orientación laboral impulsadas por el Plan de Empleo de la institución humanitaria. Y alrededor de un tercio de todas ellas ha conseguido insertarse en el mercado de trabajo.

Entre las iniciativas de empleo específicas para jóvenes se encuentran proyectos como el ‘Pulsa Empleo’ y el ‘Segundas Oportunidades para la formación y el aprendizaje’ -enmarcados en el Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ), cofinanciado por el Fondo Social Europeo, el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y la Diputación de Córdoba-, merced a los cuales se han organizado en estos meses distintos itinerarios formativos en sectores tan variados como la hostelería, el comercio, la logística, las actividades deportivas o la programación informática..

“A través de estos proyectos activamos, acompañamos, formamos e intermediamos con empresas para que las personas jóvenes que se acercan a Cruz Roja tengan oportunidades de empleo”, explica Beatriz García, técnica del Plan de Empleo de la institución humanitaria, quien destaca además que “afortunadamente contamos siempre con empresas dispuestas a colaborar en este sentido, incluso en tiempos de pandemia”.

No en vano, las alianzas establecidas entre 2020 y lo que llevamos de 2021 con más de 40 empresas asentadas en Córdoba constituyen un pilar clave de esa labor por mejorar la empleabilidad juvenil que lleva a cabo Cruz Roja. “Cuantas más colaboraciones tengamos por parte de la iniciativa privada, mucho mejor, pues más posibilidades habrá de reescribir su futuro para todos esos jóvenes que están hoy día en busca de una oportunidad laboral”, comenta Beatriz García.

No hay que olvidar, en este sentido que,  según la EPA, la tasa de paro juvenil supera el 40%, por lo que cuatro de cada diez jóvenes con menos de 25 años están en paro en España, la peor tasa de desempleo juvenil en toda la Unión Europea.

Este dato se ha visto incrementado durante la crisis del coronavirus ya que, entre el primer y el último trimestre de 2020, la cifra de personas paradas jóvenes ha crecido un 17%. Estas se enfrentan, además, a altos niveles de precariedad y temporalidad. Con estas perspectivas sus expectativas de emancipación y de mantener o mejorar la situación socioeconómica en la que se encuentran sus progenitores la ven cada vez más lejana.

 Con el fin de apoyar a este colectivo, el Plan de Empleo de Cruz Roja Española desarrolla en la provincia de Córdoba iniciativas dirigidas específicamente a jóvenes que se encuentran más alejados del mercado de trabajo, bien porque no tienen formación suficiente, por su poca experiencia o porque han trabajado en sectores que sufren un mayor impacto de la crisis económica consecuencia del coronavirus.

Las iniciativas de Cruz Roja mejoran la empleabilidad de estos jóvenes a través de acciones de orientación, donde descubren sus capacidades, intereses y ocupaciones que se ajusten a su perfil, acciones que motivan y acompañan para que retomen y finalicen estudios, acciones que mejoran su cualificación profesional a través de una formación diseñada con las empresas desde un enfoque de aprendizaje práctico y la adquisición de experiencia en entornos reales de trabajo. Todo ello atravesado por la mejora de sus competencias digitales, clave para adaptarse a los cambios que la transformación digital está trayendo en la sociedad y en el mercado de trabajo.

Casi 1.300 jóvenes cordobeses reciben desde el inicio de la pandemia el apoyo de Cruz...
Comentarios