jueves. 30.05.2024

Casi un millar (993 concretamente) de personas sin hogar fueron atendidas durante el pasado año por Cruz Roja en Córdoba, donde la entidad está reforzando precisamente estos días su intervención con este colectivo ante la bajada de las temperaturas experimentada en las últimas semanas.

Esta cifra supone una disminución del 13 por ciento respecto a 2022, cuando la institución humanitaria prestó apoyo a 1.141 ciudadanos en esa situación de extrema vulnerabilidad.

Entre esas cerca de 1.000 personas sin hogar que recibieron la atención de Cruz Roja, el perfil mayoritario fue un año más el de un hombre de entre 30 y 60 años de nacionalidad española al que la crisis, la falta de una red de apoyo y otras circunstancias han conducido a esta situación de exclusión residencial.

Así, las estadísticas del último año de la organización humanitaria muestran que el 87 por ciento de las personas sin hogar atendidas fueron hombres; un 44 por ciento españoles (aunque se prestó apoyo a personas de medio centenar de países); y dos de cada tres tenían una edad comprendida entre los 30 y los 60 años (aunque se ofreció ayuda a cerca de un centenar con más de 60 y a 16 menores de 18 años).

El grueso de dichas atenciones se realizó un año más desde la Unidad de Emergencia Social (UES), un dispositivo conformado íntegramente por voluntariado que recorre tres noches a la semana las calles de la capital –y que también sale en municipios como Lucena o Priego de Córdoba- para ofrecer a la población en exclusión residencial comida y bebida reparadora, atención sociosanitaria y apoyo humano.

Casi 1.000 personas sin hogar atendidas por Cruz Roja en Córdoba en 2023