sábado. 25.05.2024

En relación con la maniobra que resultó en la trágica muerte de dos soldados en Cerro Muriano, provincia de Córdoba, un soldado expresó su descontento, señalando: "Me suda la polla todo, todo el mundo para adentro". Este comentario hace referencia al capitán que ordenó la maniobra.

La familia del soldado Carlos León Rico, de 24 años, originario de El Viso del Alcor (Sevilla) y fallecido junto al cabo Miguel Ángel Jiménez Andújar en las maniobras de la Brigada Guzmán el Bueno X de Cerro Muriano, ha presentado un recurso de apelación ante el Juzgado de Instrucción Número Cuatro de Córdoba. Este recurso, contundente, critica la decisión del juzgado de inhibirse a favor del Juzgado Togado Militar Territorial número 21 de Sevilla.

El abogado Luis Romero, representante de la familia de Carlos León Rico, solicita que el Juzgado de Instrucción número cuatro de Córdoba continúe instruyendo la causa, argumentando que los hechos no encajan en el Código Penal Militar y que las penas son mayores en el Código Penal común.

Según el letrado, el Código Militar tipifica el maltrato de obra, pero no el homicidio doloso, delito que considera más grave y específico. Además, argumenta que, según la Ley Orgánica de la Competencia y Organización de la Jurisdicción Militar, cuando un delito está tipificado en ambos códigos y las penas son más graves en el Código Penal común, se debe aplicar este último.

El recurso responsabiliza a varios mandos militares, incluyendo al general de la Brigada X Guzmán el Bueno, dos coroneles, el teniente coronel, el comandante, el capitán, dos tenientes y el sargento. Se les acusa de autoría o cooperación necesaria en el delito.

En relación con la maniobra, el recurso detalla que se ordenó a la tropa atravesar un lago artificial en la base de Cerro Muriano sin las medidas de seguridad adecuadas. Se destaca que algunos soldados sufrieron consecuencias, desde tragar agua hasta desmayarse y sufrir hipotermia. El capitán, según testigos, se mostró indiferente, diciendo: "Me suda la polla todo, todo el mundo para adentro".

El abogado subraya que el Código Militar no tipifica el homicidio doloso, un delito más grave que el maltrato de obra. Se argumenta que el capitán tenía la responsabilidad de garantizar la seguridad y pudo haber evitado las muertes.

En cuanto a la "línea de vida" instalada en el lago, se sostiene que no era adecuada y fue soltada por personas en la orilla, obedeciendo al capitán. Además, se destaca la ausencia de socorristas, equipos de salvamento y personal sanitario durante la maniobra.

El recurso concluye reiterando que la mochila del soldado fallecido pesaba casi 12 kilos, un peso excesivo para la práctica de la maniobra de vadeo.

El Capitán de Cerro Muriano: "Me suda la polla, todo el mundo para adentro"