miércoles. 28.02.2024


El estudio Bicicleta compartida en España: oportunidades y retos para una movilidad urbana más sostenible concluye que existe un apoyo generalizado a la implantación de servicios de bicicleta compartida en España. Ocho de cada diez cordobeses (82%) estaría de acuerdo en que su ayuntamiento desarrollase servicios de bicicleta compartida para incentivar el uso de la bicicleta como medio de transporte habitual. En el conjunto de España, este porcentaje se sitúa en el 77%. El informe ha sido elaborado por Fifteen –compañía especializada en el diseño, fabricación y despliegue de servicios públicos de bicicleta compartida–, con la colaboración de Ipsos, líder en investigación de mercado, en la encuesta a la ciudadanía sobre el uso de la bicicleta y los servicios de movilidad compartida. El objetivo del estudio es recopilar los hábitos de los españoles en el uso habitual de la bicicleta, así como su opinión sobre los servicios de bicicleta compartida y su predisposición a integrarlos como opción alternativa de desplazamiento.

Benoît Yameundjeu, director general de Fifteen, ha señalado que “en un contexto general de impulso al uso de la bicicleta por parte de las instituciones, del estudio se desprende que en España existe una gran oportunidad para desarrollar servicios de bicicleta compartida en cualquier tipología de ciudades, ya que incentivan el uso general de la bici y, con ello, pueden contribuir de forma decisiva al desarrollo un modelo de movilidad urbana más sostenible. El informe demuestra que estos servicios cuentan con el apoyo de una gran mayoría de la población, el incentivo de las principales administraciones estatales y europeas, y la financiación de los fondos NextGenerationEU. Además, la mayor especialización de los técnicos de movilidad de los ayuntamientos y los casos de éxito en numerosas ciudades permiten contar con el conocimiento para implementar estos servicios”.

Por su parte, José Pablo Ferrándiz, director de Public Affairs de Ipsos, comenta que “la encuesta demuestra principalmente la gran predisposición de la población a utilizar más la bicicleta en sus desplazamientos habituales. Particularmente, recoge el impulso que los servicios compartidos pueden dar al uso de la bicicleta: un 60% asegura que la utilizaría más si tuviera acceso a estos servicios, un porcentaje que aumenta al 90% en el caso de usuarios habituales de bicicleta en la actualidad”.

El informe también concluye que los servicios de bicicleta compartida son conocidos por una mayoría de la población y cuentan con una buena percepción. Uno de cada tres encuestados los ha utilizado en alguna ocasión, destacando el mayor uso por parte de hombres (59%) y en la franja de 25 a 44 años (44%), con una edad media de 39 años.

La infraestructura de carriles bici (7,9 sobre 10) es el punto más valorado a la hora de usar la bicicleta compartida, aunque con diferencias mínimas con otros aspectos, como la cercanía de estaciones al domicilio o lugar de trabajo, un número suficiente de estaciones de recogida de bicicletas o un número suficiente de bicicletas (las tres opciones con 7,8). La disponibilidad de bicicletas eléctricas recibe una valoración de 7 sobre 10 y un 62% de españoles considera “muy importante” este aspecto a la hora de usar la bicicleta compartida.

Los resultados de la encuesta confirman una de las opiniones más repetidas por los expertos consultados: los servicios de bicicleta compartida ayudan a familiarizarse con este medio de transporte y pueden impulsar su uso como alternativa cotidiana de movilidad. Aunque solo un tercio de los españoles ha usado estos servicios, el 68% de los usuarios habituales de bicicleta compartida reconoce que le ha animado a ir en bicicleta con más frecuencia.

Por eso Benoît Yameundjeu, director general de Fifteen, destaca que “las opiniones de los ciudadanos confirman que los servicios de bicicletas compartidas pueden contribuir de forma decisiva a impulsar el uso general de la bicicleta en España: ofrecen una oportunidad de descubrir la bicicleta a nuevos usuarios sin necesidad de que adquieran una bici propia y, al mismo tiempo, amplían las opciones a los usuarios habituales. Existe todavía un gran margen de crecimiento si ampliamos estos servicios a más ciudades”.

En Córdoba, un 23% de los ciudadanos ha utilizado en alguna ocasión los servicios de bicicleta compartida, ya sea en otras ciudades españolas o en el extranjero. El aspecto que más valoran de estos servicios es la cercanía de estaciones a su domicilio o lugar de trabajo (79%), seguido de que haya un número suficiente de estaciones de recogida de bicicletas (78%) y de que la infraestructura de carriles bici en la ciudad permita circular con seguridad (77%). Además, un 67% reconoce que el uso de la bicicleta compartida le ha animado a ir en bici con más frecuencia.

La disponibilidad de bicicletas eléctricas recibe una valoración de 6,94 sobre 10 y un 61,5% de los cordobeses considera “muy importante” este aspecto a la hora de usar la bicicleta compartida.

Uso de la bicicleta en España

Además de las oportunidades que ofrecen los servicios de bicicleta pública compartida, el estudio refleja la situación actual del uso de la bicicleta en España y su rol como motor de transformación del modelo actual de movilidad urbana.

Uno de cada seis españoles tiene bicicleta y la mitad de la población la utiliza en alguna ocasión en sus desplazamientos. De hecho, es el medio habitual de transporte para un 19% de los españoles. Pese a esta creciente presencia en las ciudades, el estudio concluye que tiene un gran potencial de crecimiento como medio de transporte habituales el cuarto medio más deseado (19%), por detrás del transporte público (49%), andar (43%) y el coche (35%).

La principal razón de utilización de la bici entre los usuarios habituales u ocasiones es hacer ejercicio, seguido de contaminar menos, la comodidad y la rapidez. Un 49% de ciudadanos asegura que no utiliza la bici en ninguna ocasión: las razones más citadas son la inseguridad, la incomodidad o el hecho de no contar con bicicleta propia (citada por un tercio de los no usuarios).

La bicicleta es el medio habitual de transporte para un 16% de los cordobeses. Es el cuarto medio más deseado (22%), por detrás de andar (49%), el transporte público (39%) y el coche (33%).

La bicicleta en el modelo de movilidad

Hay unanimidad en el conjunto de la población sobre los beneficios de la bicicleta, poniendo en especial valor los beneficios a nivel ambiental y de cuidado de la salud: un 89% cree que desempeña un papel importante en la reducción de las emisiones de carbono y un 82% en la reducción del tráfico. Además, un 87% considera que ir en bicicleta aumenta la energía mental y física mientras que un 75% reconoce que le hace sentir más feliz y mejora su bienestar.

Se identifican dos demandas principales a las administraciones para aprovechar el potencial de la bicicleta. Por un lado, la actuación prioritaria en el desarrollo de infraestructuras ciclistas seguras y adaptadas a las características de cada ciudad. Por otro, la implantación de servicios públicos de bicicleta compartida, que permiten popularizar este medio de transporte entre los no usuarios. Destaca la posibilidad que ofrecen estos servicios de acceder a bicicletas eléctricas, poco habituales como vehículos en propiedad por su elevado coste.

En Córdoba, un 90% cree que la bicicleta desempeña un papel importante en la reducción de las emisiones de carbono y un 88% en la reducción del tráfico. Además, un 91% considera que ir en bicicleta aumenta la energía mental y física.

La bicicleta compartida, una solución válida en cualquier tipo de ciudad

Ciudadanía y expertos coinciden en señalar que los servicios de bicicleta compartida son viables para cualquier modelo de ciudad. Por un lado, no se observan diferencias significativas en la demanda de estos servicios por parte de personas de diversas ciudades; por otro, los expertos destacan la flexibilidad de estos servicios, que permite tanto su implantación en ciudades de gran densidad de población como, con visión metropolitana, en áreas con núcleos poblacionales más dispersos.

Por ello, junto con la muestra del conjunto de la ciudadanía española, Ipsos ha realizado una encuesta adicional a población representativa de cinco ciudades españolas (Córdoba, Elche, Ourense, Salamanca y Terrassa), con el fin de conocer la percepción de los habitantes de ciudades diversas por dimensión, ubicación y urbanismo, que no cuenten con un servicio de bicicleta compartida.

Las respuestas específicas en estas ciudades coinciden con los de la población general de España y con la opinión de los expertos de que los servicios de bicicleta compartida son adecuados para cualquier tipo de ciudad. El mayor apoyo se encuentra en Córdoba y Ourense (con más de un 80%), cuyos encuestados también reconocen que usarían más la bici si se desarrollan estos servicios (un 60%).

El estudio ha contado con la participación de destacados expertos en movilidad, representantes de entidades representativas en el sector de la bicicleta y la movilidad: Belén Calahorro, coordinadora del Área de Formación de ConBici y vicepresidenta de Aula de la Bici; Ricard Casalins, coordinador del RACC Mobility Institute y responsable de proyectos en el Área de Movilidad del RACC; María Paula Caycedo, directora del Innovation Hub South en EIT Urban Mobility; Carmen Duce, coordinadora de la campaña Clean Cities en España y miembro del Área de Transporte de Ecologistas en Acción; Álvaro Fernández Heredia, concejal en el Ayuntamiento de Madrid y consejero de EMT Madrid; Jesús Freire, secretario general de AMBE (Asociación de Marcas y Bicicletas de España); Ruth Lamas, coordinadora técnica de la Red de Ciudades por la Bicicleta y responsable de la Oficina Metropolitana de la Bicicleta en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB); Luis Morales, cofundador y responsable de Relaciones Institucionales de El Futuro de la Movilidad; Patricia Rodríguez, responsable del departamento de Movilidad en TEMA Grupo Consultor; Jaime Ruiz, cofundador de Cities Forum y director fundador de la feria Movieléctrica; y César Tello, director general de la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital).

Acerca de Fifteen: Fifteen es una empresa europea especializada en el diseño, la fabricación y el despliegue de servicios públicos de alquiler de bicicletas. Con más de 50.000 bicicletas desplegadas en cerca de 10 países, Fifteen acompaña a territorios de cualquier tamaño en su transición hacia una movilidad sostenible, tanto en Francia como en el extranjero. En Francia, Fifteen es socio concretamente de Paris, Niza, Brest, Saint-Étienne, Marsella, así como de Landerneau, Épinal, Auxerre, St. Brieuc y Nueva Aquitania, y a nivel internacional de Helsinki, Lima, Vancouver, Gijón, etc. Con 10 patentes y modelos registrados, Fifteen domina todo el entorno tecnológico de la bicicleta compartida, incluyendo bicicletas eléctricas conectadas, estaciones de carga y software que permiten, por un lado, una experiencia de usuario atractiva y, por otro, una gestión eficiente de la flota. Estas soluciones se adaptan a todos los territorios (regiones, capitales, ciudades de tamaño medio y zonas poco pobladas), a todos los modelos operativos (estación, free-floating, mixto) y a cualquier uso (alquiler a corto, medio y largo plazo, puerta a puerta o intermodal).

La bicicleta, medio de transporte habitual para el 16% de cordobeses