sábado. 02.03.2024

El alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), el presidente de la Confederación de Empresarios (CECO), Antonio Díaz, y los secretarios provinciales de los sindicatos CCOO y UGT, Marina Borrego y Vicente Palomares, respectivamente, han anunciado este martes el desbloqueo del diálogo para la concertación social.

En una rueda de prensa tras una reunión de unas dos horas, el regidor ha asegurado que el encuentro ha sido "muy fructífero y con buen tono" y con él "se da el primer paso para poner en marcha el diálogo y la concertación social en la ciudad", de manera que "se pueda desbloquear".

En este sentido, ha comentado que "había que resolver alguna cuestión que había quedado pendiente desde el inicio de mandato y afortunadamente se ha alcanzado una posición de acuerdo para llevarlo a cabo".

Al respecto, la patronal, por primera vez, y los citados sindicatos estarán presentes en los consejos de administración de las empresas municipales, todo ello después de que CCOO y UGT salieran de los mismos, al entender que era "una obligación legal", aunque en este caso "lo harán con voz, pero sin voto", tanto representantes de CECO, como los de los referidos sindicatos, ha precisado el primer edil.

En este caso, ha admitido que "había un desencuentro y eso estaba impidiendo que el diálogo y la concertación se normalizaran", de manera que "el acuerdo alcanzado hoy se va a cumplir de inmediato y se darán los pasos necesarios para los cambios en los consejos de administración de las empresas", según ha informado.

Así, en relación con la concertación, ha destacado que "entre todos se busca el objetivo de dotar de más oportunidades de empleo y desarrollo personal y social a todos los cordobeses", algo en lo que "es conveniente sumar entre todos", ha apostillado.

De este modo, han propuesto crear cuatro mesas de trabajo con técnicos del Consistorio, CECO, CCOO y UGT, relacionadas con la industria; la logística y sus infraestructruras, dando continuidad al trabajo iniciado en el mandato anterior; la formación y el reciclaje de los perfiles profesionales, y la digitalización de las empresas con cualificación para trabajadores.

Entretanto, Bellido ha aclarado que "hay que diferenciar bien estas aportaciones del trabajo para el plan estratégico de ciudad, que busca desarrollar estrategias a medio y largo plazo", mientras que "hay acciones de inmediato que no pueden esperar al plan", ha puntualizado, defendiendo la labor que se obtenga de las cuatro mesas, que se pondrán en marcha "de inmediato".

Por su parte, Palomares ha declarado que "hoy es un día de encuentro" tras "el desencuentro", destacando que "la concertación social es un patrimonio de la ciudadanía", y ha precisado que pese al trabajo para el plan estratégico "hay necesidades perentorias en la ciudad, que no pueden esperar".

En su opinión, "la industria de esta ciudad necesita ser escuchada" y cree que "no se siente integrada en la ciudad", algo que "hay que revertir", al tiempo que ha apuntado que "ante la desaceleración, no se puede ir tarde a acometer actuaciones concretas con los sectores productivos".

Mientras, Marina Borrego ha elogiado "el talante bueno" del alcalde, porque ante "la necesidad de la concertación, ocho meses después se ha producido esta reunión, que sin tener una hoja de ruta ha sido muy productiva", de manera que cree que "se puede trabajar bien".

Frente a ello, ha defendido que no quiere que esto sea "una foto, ni un titular, sino que es un trabajo que queda por delante, que la ciudad necesita", a lo que ha agregado que "los trabajadores se tienen que ver reflejados en este diálogo social", con estas cuatro mesas "ambiciosas".

Y Antonio Díaz ha mantenido que "el diálogo es una herramienta tremendamente poderosa" y ha agradecido al alcalde que "sea un convencido de la vía del diálogo y el entendimiento". Así, ha asegurado que este año es "el del diálogo en el Ayuntamiento con los agentes sociales y económicos", confiando en que "la industria es la transversal de este diálogo", todo ello "unido con la logística, la digitalización y la formación".

Ayuntamiento, sindicatos y CECO desbloquean el diálogo para la concertación social