miércoles. 17.08.2022

Aumenta un 25% el pesimismo sobre el futuro laboral de familias vulnerables

Archivo - Una mujer en una fila para recoger alimentos donados por una asociación. - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo
Archivo - Una mujer en una fila para recoger alimentos donados por una asociación. - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

El pesimismo sobre el futuro laboral de los hijos de las familias en situación de vulnerabilidad ha aumentado un 25% con respecto a antes de la pandemia, según un estudio de la Universidad Pontificia Comillas.

El informe, basado en entrevistas a 803 familias en situación de vulnerabilidad de barrios del sur de Madrid, ha sido elaborado por la Cátedra Amoris Laetitia de la Universidad Pontificia Comillas, en
colaboración con la ONG A+Familias --que apoya a familias en situación de vulnerabilidad de la Comunidad de Madrid--.

En concreto, se realizaron dos olas de encuestas en la misma población, la primera, en el curso 2019-2020, justo antes de declararse la pandemia, y la segunda, en el curso 2021/22.

De los datos se desprende que más de la mitad de las familias con trabajos temporales tienen miedo a perder la vivienda y que uno de cada tres trabajadores (32,4%) tiene bastante o mucha incertidumbre sobre si podrá seguir pagando el alquiler o la hipoteca de la vivienda en la que vive.

Además, el estudio revela que se ha doblado, con respecto a antes de la pandemia, el porcentaje de los hogares vulnerables que afirman que su situación laboral perjudica mucho a las relaciones en su familia. "Mi hijo me dice que mis trabajos son mediocres, que no sirven para nada, que trabajo para nada", explica una madre de familia atendida por la asociación A+Familias.

En concreto, una de cada cinco familias entrevistadas piensa que la crisis está influyendo negativamente en su vida familiar; y afirman que las relaciones conflictivas con los hijos aumentan con la estrechez económica y con el malestar de los padres en el trabajo.

Ante esta situación, la asociación A+Familias, que nació en 2020, trabaja para hacer frente a las circunstancias en las que viven estas familias con apoyo económico, a través de un modelo de cupones digitales --gracias a un acuerdo con la startup que lucha contra el desperdicio alimentario Encantado de Comerte--, tarjetas de débito 'La Caixa' y tarjetas de supermercado Carrefour.

Asimismo, les ofrecen un acompañamiento individualizado, a través de talleres, formaciones y encuentros, con el objetivo de alcanzar un proceso de reinserción social donde las familias puedan salir del sistema de ayudas y puedan autoabastecerse.

Con los fondos recaudados mediante campañas de crowdfunding y donaciones privadas, A+Familias ha atendido a más de 2.100 familias con más de 400.000 euros en cestas de la compra y tarjetas de débito.

Aumenta un 25% el pesimismo sobre el futuro laboral de familias vulnerables
Comentarios