martes 22/9/20

Araceli Cabello muestra a una delegación japonesa las labores del IFAPA en el sector del olivar

Araceli Cabello junto a la delegación de Japón. Imagen de archivo
Araceli Cabello junto a la delegación de Japón. Imagen de archivo

Redacción. La delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible Araceli Cabello, ha recibido a una delegación japonesa interesada en la investigación y desarrollo en olivar que lleva a cabo el centro IFAPA Alameda del Obispo, en la que estuvo acompañada por el director del centro, Francisco Cáceres y la responsable de la Colección Mundial de Variedades del Olivo, Angjelina Belaj.

Araceli Cabello ha mostrado su satisfacción por la buena reputación que la labor científica de Alameda del Obispo tiene en todo el mundo, y porque el Banco Mundial de Germoplasma del Olivo, que se conserva en las instalaciones cordobesas, obtenga atención desde lugares tan lejanos.

La delegación nipona procedía de la prefectura de Kagawa, donde tienen un panel sensorial de cata, el Shozu Olive Research Institute, reconocido oficialmente por el COI, y en estos momentos el centro de investigación sobre el olivo de referencia en Japón. En ese centro también se investigan las mejoras del cultivo, se crean nuevas variedades, como la Kaori 3 y 5, y se fomenta el cultivo, actualmente en auge en el sector agrario de ese país.

La delegada les mostró la situación del olivar en la provincia de Córdoba y la agroindustria que genera, así como la labor que desarrolla IFAPA en formación e I+D+i del olivo.

La Federación de la Asamblea de la Prefectura de Kagawa se fundó hace un año para promover la producción y la industria del olivar en su región, líder en el cultivo del olivo en Japón. En Japón se plantó el primer olivo hace 110 años, y se trata sin duda de un mercado interesante y de futuro para Córdoba. La producción anual japonesa ronda las 450 toneladas, mientras que Córdoba produjo la pasada campaña más de 365.000.

Por otra parte, en el centro japonés conservan 45 variedades de olivos, frente a las más de 1.000 que existen en el Banco de Germoplasma del IFAPA, de Córdoba.

Los visitantes han quedado gratamente sorprendidos ante las variedades que se  siembran aquí y, sobre todo, por la importancia de este sector en Córdoba.

Comentarios