martes. 25.06.2024

Antonio Amil Corredera, el empresario interesado en reabrir los cines de verano de Córdoba, está a punto de concretar un preacuerdo con Ángel Cañuelo, el sobrino heredero de Martín Cañuelo. Su plan es "abrir el mayor número de cines en el menor tiempo posible" y espera que el Ayuntamiento de Córdoba apoye los proyectos presentados, aunque hasta ahora no ha recibido respuesta.

Amil Corredera posee dos negocios de hostelería, La Tana Criolla 1 y 2, y su trayectoria empresarial incluye empresas de importación como Dreamworld People. Su interés en el cine proviene de su amor por esta forma de arte y la demanda de los cordobeses por espacios familiares como los cines de verano. Amil recuerda su infancia en la zona donde se ubican los cines y expresa su preocupación por la desaparición de estos lugares emblemáticos, que han sido reemplazados por actividades turísticas que no consideran a los residentes del casco histórico.

Actualmente, Amil no puede asegurar la apertura de los cines este verano y condiciona el éxito de la recuperación de estos espacios a la colaboración del Ayuntamiento de Córdoba. "Hemos presentado varios proyectos para incrementar la oferta cultural en Córdoba, combinando actividades de cine en verano con otras durante el año", menciona. Estas iniciativas culturales incluirían la creación de un centro o museo en el cine Fuenseca, aunque el Ayuntamiento aún no ha confirmado su apoyo.

En teoría, Amil asumiría la inversión necesaria para reabrir los cines, aunque no se ha especificado la cantidad ni si será suficiente para operar uno, dos o tres cines de verano. "Falta definir algunos puntos con el Ayuntamiento para poder avanzar", explica, destacando que su objetivo es abrir el mayor número de cines este verano. Subraya que, aunque los cines de verano son un negocio deficitario, hay cuestiones esenciales como la seguridad, el personal, el mantenimiento y la limpieza que deben resolverse para su funcionamiento. "Llevan cerrados más de un año y hay que prepararlos para su apertura", recalca, subrayando la necesidad del apoyo del Ayuntamiento.

Según las fuentes consultadas, la firma del preacuerdo debería realizarse en una o dos semanas.

Ángel Cañuelo: "La colaboración del Ayuntamiento es de vital importancia"

Ángel Cañuelo, heredero y administrador de Splendor Cinema SL, ha anunciado públicamente el acuerdo con Antonio Amil Corredera para la reapertura de los cines. "Nuestro objetivo compartido es reabrir con la normalidad que caracterizaba cuando los dirigía mi tío Martín", afirma. Sin embargo, enfatiza la necesidad del apoyo del Ayuntamiento en los proyectos propuestos, como la creación de un apartado publicitario y la fundación del Centro Cultural Martín Cañuelo.

Cañuelo coincide con Amil en la importancia del respaldo municipal para la supervivencia de estos espacios. "El apoyo del consistorio es esencial para mantener esta tradición y fortalecer la identidad cultural de Córdoba", señala, destacando que la colaboración del Ayuntamiento garantizaría la continuidad de los cines de verano y contribuiría a la cultura local.

Antonio Amil Corredera, el empresario que salvará los cines de verano en Córdoba