domingo. 21.07.2024

En una declaración realizada en los jardines de Colón, el alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha anunciado este viernes que las fuentes ornamentales de la ciudad volverán a tener agua en las próximas semanas de manera progresiva, al igual que se recuperará parcialmente el baldeo. Esta decisión se debe a la recuperación de los niveles de agua del pantano del Guadalmellato, que gracias a las lluvias de los últimos meses se encuentran al borde de la normalidad.

Hasta la fecha, las 92 fuentes ornamentales de la ciudad permanecían fuera de servicio. "A partir de hoy, se activarán ocho fuentes ornamentales, incluyendo las ubicadas en las plazas de Colón y Tendillas, y antes del viernes 22 de marzo, un total de 76 fuentes ornamentales estarán en funcionamiento, como antes de la alerta por sequía", explicó el alcalde.

Bellido aseguró que con las precipitaciones de los últimos tres meses "se está revirtiendo la situación de sequía que estábamos experimentando y que nos había llevado a estar en alerta". "Afortunadamente, el pantano ahora está a casi el 75% de su capacidad, una cifra que indica normalidad", agregó Bellido, señalando que el nivel era de 74,68 hectómetros cúbicos a primera hora de la mañana. Aunque señaló que la ciudad aún se mantendrá en prealerta, afirmó que "si continúan las lluvias en las próximas semanas, incluso podríamos salir de esta situación".

El pantano del Guadalmellato, responsable del suministro de agua potable a la ciudad de Córdoba, había descendido por debajo de los 40 hectómetros cúbicos. "Esto significaba que, con el consumo anual de Córdoba de poco más de 20 hectómetros cúbicos, no teníamos reservas de agua para dos años", destacó el alcalde. Además, explicó que "a medida que el nivel del agua del pantano disminuye, su calidad también se ve afectada".

A pesar de la mejora en el suministro de agua, Bellido instó a la ciudadanía a seguir siendo responsable en el consumo. Señaló que "esta situación de cambio climático es algo permanente", y aunque destacó la disminución del 3,4% en el consumo de agua en 2023, enfatizó la importancia de la concienciación y las medidas tomadas por el Ayuntamiento para garantizar la eficiencia en el abastecimiento de agua.

El agua de las fuentes ornamentales vuelve a la capital cordobesa