sábado. 15.06.2024

La carta de aproximación instrumental, es una medida que entró en vigor el pasado 15 de julio y que tiene como objetivo, que el aeropuerto pudiese operar con vuelos comerciales regularmente. Este paso, es el penúltimo hasta que el plan de las administraciones y AENA termine de funcionar y atraiga a compañías que quieran apostar por el aeropuerto cordobés. Hasta ahora, el aeropuerto se centra en recibir vuelos de carácter privado, emergencias o chárter, como la iniciativa Córdoba-Praga. 

Según las cifras recogidas y publicadas por AENA sobre los siete primeros meses que van de año, tan solo 3.439 pasajeros han pasado por el aeródromo, una cifra muy alejada teniendo en cuenta las 100.000 personas de capacidad que tienen las instalaciones. 

Sin embargo, la subida con respecto al año pasado es muy notable, presentando un 51,2% más de volumen que el año pasado. Muy por encima de esa lista, se encuentran los aeropuertos de Logroño y Burgos, con un 80% del volumen, junto con Albacete y León. Por tanto, el balance respecto a esta lista de 48 terminales, el aumento con respecto al año anterior del aeropuerto de Córdoba es tan solo del 20%. 

También, es importante destacar que, el volumen de pasajeros en los aeródromos españoles, han disminuido en gran cantidad desde 2019, año previo a la pandemia. Si hablamos del caso cordobés, el desplome llega al 41,2%, superado solo por Huesca, Cuatro Caminos y Burgos. 

Sin duda, a esperas de que el plan de marketing de AENA funcione, las administraciones apostaban por que algunas compañías gestionasen vuelos desde el aeropuerto de Córdoba hasta seis ciudades españolas como Bilbao, Gran Canaria, Madrid, Baleares, Valencia y Barcelona, además de dos extranjeras, París y Londres. 

Las instalaciones cordobesas llevan 15 años admitiendo solo vuelos de emergencia y privados. Desde 1958, cuenta con una escuela para formar futuros pilotos y con una función primordial en el transporte de los trasplantes de órganos y aerotaxi. Otro de los planes de AENA fue el plan AFIS, permitiendo vuelos nocturnos a precio competitivo, la mitad de económico que el resto de aeropuertos. 

No en todas las listas Córdoba iba a salir mal parada sino que, en cuanto al movimiento de aeronaves se encuentra en el top 30, contando con 7.382 operarios.  En definitiva, en comparación con los años anteriores, la media del volumen del aeropuerto cordobés sufre una caída del 8,1%. Sin embargo, el último balance realizado este pasado mes de julio, aumentó un 26,6% el volumen de movimientos de aeronaves con respecto a julio de 2022. 

El aeropuerto de Córdoba es el quinto de España con menos pasajeros en 2023