lunes 6/12/21

Acuden al evento anual de ETEA más de un centenar de sus antiguos alumnos y amigos

  • El acto, realizado en el Auditorio de la Universidad Loyola de Córdoba, ha sido el primero presencial de la asociación desde la pandemia y ha permitido a los asistentes estrechar aún más sus lazos personales y profesionales
  • El especialista en Transformación Comercial y Motivación y profesor de IE Business Antonio Moar dio una conferencia en la que defendió tener una “actitud adaptable y apertura mental” ante los cambios que se avecinan
La Junta Directiva de la Asociación junto a Antonio Moar
La Junta Directiva de la Asociación junto a Antonio Moar

La Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales ETEA de Córdoba celebró ayer jueves su mayor evento anual. Asistieron un centenar de personas, la mayoría empresarios y directivos procedentes de diversas partes del país, que, como en anteriores ocasiones, pudieron estrechar sus lazos personales y profesionales. El reencuentro fue muy esperado, ya que ha sido el primer acto presencial de la asociación desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020.

Durante el evento, que tuvo lugar en la sede cordobesa de la Universidad Loyola Andalucía, impartió una conferencia el profesor de IE Business School y especialista en Transformación Comercial y Motivación Antonio Moar titulada El futuro está en nuestra mano. Moar, uno de los mayores expertos en formación de directivos y docente también en EBS y Deusto, reflexionó sobre las competencias, conocimientos y actitudes necesarias para ser un buen profesional en un entorno nacional e internacional marcado por una continua incertidumbre.

“Es importante la motivación, el liderazgo empresarial, las relaciones interpersonales, trabajar en equipo y tener una actitud adaptable para todo lo que va a venir, por lo que necesitamos apertura mental”, señaló Moar en su intervención, quien añadió que “todo depende más de nosotros mismos que de nuestro entorno, cada persona decide con qué actitud se enfrenta a las cosas y la mayoría de cosas que vayan a ocurrir en 2022 van a estar en nuestras manos”.

ETEA fue fundada en 1963 en Córdoba con Jaime Loring como primer director y su  Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos es especialmente activa, hasta el punto de realizar varias acciones al año. En 2020, en plena pandemia, también organizaron eventos en formato virtual para fortalecer las relaciones entre sus miembros. En julio de 2021 suscribió además un convenio marco con la Universidad Loyola para trabajar de forma conjunta en la celebración de todo tipo de eventos que permitan una mayor unión entre los antiguos alumnos de ETEA y las generaciones actuales de la Universidad Loyola, de la que ETEA forma parte.

“Tenemos entre 400 y 500 asociados en Andalucía, España y el extranjero y animamos a que se sumen más tanto de la antigua ETEA como de la actual Universidad Loyola para que se puedan crear más sinergias personales y profesionales”, indica Ana María García, presidenta de la Asociación.

La formación y la generación de vínculos entre los miembros para generar negocio o  puestos de trabajo son varias de las líneas principales con las que trabaja esta entidad. La Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de ETEA está además muy implicada en proyectos sociales y dedica parte de sus recursos a varias fundaciones, entre las que destaca Iemakaie, especializada en ayudar a personas en riesgo de exclusión social o con discapacidad en la provincia cordobesa.

Acuden al evento anual de ETEA más de un centenar de sus antiguos alumnos y amigos
Comentarios