domingo. 14.07.2024

El 22 de marzo ha tenido lugar en el Oratorio de San Felipe Neri, el acto de imposición de faja del general jefe de la Brigada “Guzmán el Bueno” X y comandante militar de Córdoba y Jaén, Fernando Ruiz Gómez.

La ceremonia, presidida por el teniente general jefe del Mando de Canarias, Julio Salom Herrera, ha dado comienzo tras la recepción de comisiones e invitados, con las palabras de bienvenida a las autoridades militares e invitados asistentes por parte del relator. Primeramente, se  ha llevado a cabo la lectura del artículo 20.2”, de la Ley de Carrera Militar, en el que se definen las funciones de los oficiales generales y donde se especifica que “ accederán a esta categoría los oficiales que hayan acreditado en su carrera militar de modo sobresaliente su competencia profesional y capacidad de liderazgo”.

A continuación, el teniente coronel jefe de Estado Mayor de la BRI X, Sergio Valbuena Gómez ha procedido a la lectura del Real Decreto de ascenso, dando paso a la significación de una breve reseña histórica del origen y significado de la faja de oficial general, destacando su simbolismo en la tradición castrense teniendo sus orígenes en el siglo XVI y cuyo color rojo era distintivo de los ejércitos de España.

El acto de imposición de faja ha contado con el general Salom como padrino, quien ha realizado la imposición de la misma al general Ruiz Gómez, sellando y ratificando la más alta responsabilidad que como general le corresponde en el ejercicio del mando.

Seguidamente, se ha glosado la significación y procedencia del  bastón de mando que ha sido entregado por el general de división jefe del Estado Mayor del Cuartel General de la Fuerza Terrestre, Luis Francisco Cepeda Lucas, con la formula “en nombre del ejercito te hago entrega de este bastón de mando que simboliza  la autoridad que se te ha conferido con tu promoción al generalato”.

Con la entrega de la espada-sable española de oficial general cuyo origen data de principios del siglo XX, se ha cerrado la ceremonia de imposición y entrega de los atributos distintivos del generalato.

Para finalizar, el general Fernando Ruiz Gómez ha dirigido unas palabras en las que ha resaltado, por un lado, el agradecimiento a la cadena de Mando “por la confianza depositada en mí y la alta responsabilidad encomendada” y por otro lado, el firme compromiso “de todas mis capacidades para esta misión a la que me consagro” con España, el Ejército y con la Brigada “Guzmán el Bueno” X y sus componentes “un pilar básico en mi propósito de mando y que cuenta con mi plena confianza y lealtad”.

El acto se ha clausurado con unas palabras del teniente general Salom, quien ha dado la enhorabuena al general Ruiz Gómez y ha agradecido la asistencia a los invitados.

Imponen la faja del general de brigada a Fernando Ruiz Gómez