viernes 20/5/22

9 meses desde la constitución de la Provincia San Juan de Dios España

La Orden de San Juan de Dios se convierte en un grupo sociosanitario de referencia en España con 9.775 camas o plazas distribuidas en sus 80 centros hospitalarios y asistenciales 
Hospital San Juan de Dios de Córdoba
Hospital San Juan de Dios de Córdoba

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios Provincia de España consolida su estructura de gestión corporativa e institucional en España nueve meses después de la unión de las anteriores Provincias –Aragón, Bética y Castilla- para constituirse en una única entidad.

Esta evolución hacia la unión se acordó en Granada, cuna fundacional de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en el año 1572, el pasado 16 de marzo con la celebración de la Asamblea Provincial. Desde entonces, se han dado los pasos necesarios hasta quedar constituidas las estructuras para la gestión nacional de la Orden. El Superior Provincial resultante de aquella asamblea, el hermano Amador Fernández, ha subrayado que, con esta nueva estructura de organización en España, “reforzamos nuestro compromiso con las personas que atendemos en los diversos ámbitos de actuación de la Orden. San Juan de Dios, desde su profunda experiencia espiritual y su testimonio radical de entrega al servicio de los demás, es la figura que guía y orienta este camino de Hospitalidad”.

1.500.000 de personas atendidas al año en España

San Juan de Dios se convierte así en uno de los grupos sociosanitarios referentes en España gracias a sus 80 centros, caracterizados por su diversidad asistencial y gran actividad, llegando a contar con 9.775 camas o plazas distribuidas por todo el territorio. 

El director general de San Juan de Dios en España, Juan José Afonso, ha resaltado que “La Orden Hospitalaria nació en España y el recorrido que tiene en este país se aproxima a los 500 años de experiencia. Contamos con esta ventaja, y con la unión de las tres Provincias en una sola logramos una mayor solidez, estabilidad y transparencia en el modelo de gestión. Todo esto se traduce en la creación de una red de centros y servicios muy rica que aprovechará esa sinergia para ofrecer a nuestros pacientes, usuarios y residentes una atención con el mismo modelo –centrado en la persona y su contexto y atendiendo todas sus dimensiones- porque somos los mismos, pero más diversos, con más posibilidades, perteneciendo a una red más amplia y más fuerte”.

80 centros diversos e independientes, pero dentro de una red de sinergias operativas

Esta nueva red nacional de centros o dispositivos de San Juan de Dios funcionarán con sinergias operativas de red, pero con la máxima independencia, lo que les debe permitir seguir generando valor en el área concreta en el que desempeñan sus funciones y en coordinación con el resto de dispositivos, tanto con organismos públicos como privados y con entidades del tercer sector. Todo ello permitirá combinar una respuesta orquestada a las necesidades sociales de la población en cada territorio de referencia. 

Los centros y dispositivos con los que cuenta la Orden en España han ido, por tanto, creciendo y entretejiéndose en la sociedad de cada pueblo o ciudad en los que se han instalado, en función de las necesidades existentes. Por ello, reflejan gran diversidad en cuanto al tipo de atención y a la cartera de servicios, propia de esta filosofía: “Igual que no es lo mismo atender la enfermedad mental en España que en Senegal, donde también está presente la Orden, en España hemos ido adaptando nuestra oferta sociosanitaria a las diferentes necesidades que se van detectando. La Orden de San Juan de Dios fue la referencia en el tratamiento de los niños afectados de Poliomielitis a mitad del pasado siglo y, ahora, con esta pandemia, además de la atención hospitalaria, hemos creído necesario reforzar mucho los dispositivos sociales, ampliando las atenciones en comedores sociales, dando una mayor y ágil respuesta a la población más vulnerable a través economatos, o dando atención a refugiados afganos” señala Juan José Afonso.

Así, en España, la Orden atendió el año pasado a 1.500.000 personas gracias a la labor de 15.000 profesionales y 180 hermanos. Además, la labor solidaria que presta San Juan de Dios a las personas más vulnerables está apoyada por las más de 3.400 personas voluntarias que forman parte de la red de Solidaridad, a la que pertenece la Obra Social de San Juan de Dios, parte esencial de la Orden Hospitalaria. Gracias a la labor de la Obra Social, los colectivos más vulnerables de la sociedad reciben atención y apoyo a través de diversos proyectos y dispositivos, como las más de 7.500 personas sin hogar que recibieron la asistencia de San Juan de Dios el pasado año. En total, durante el año 2020, la Orden Hospitalaria ofreció más de 358.000 servicios de alimentación a las personas acogidas en sus centros, repartió más de 406 toneladas de alimentos a familias en riesgo de exclusión social, garantizó el derecho a la alimentación a más de 33.000 personas y facilitó más de 11.100 servicios de higiene. Todo ello, gracias a los centros dedicados a la atención de personas vulnerables, en riesgo de exclusión o ya en situación de exclusión, en casi todas comunidades autónomas.

Claro ejemplo de esta manera de entender el cuidado integral de las personas se refleja en que San Juan de Dios dispone de 27 hospitales, entre los que se encuentran el Hospital Materno Infantil Sant Joan de Deu, en Barcelona, de referencia internacional en la atención pediátrica; el Hospital San Rafael, en Madrid o el Hospital San Juan de Dios de Córdoba. Además, cuenta con una red de 21 centros y dispositivos dedicados a la salud mental tan reconocidos como el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos (Madrid), o el Parc Sanitari Sant Joan de Déu en Sant Boi de Llobregat (Barcelona). En la atención a la discapacidad, son 23 los recursos asistenciales repartidos por toda España tan conocidos como el Sanatorio Marítimo San Juan de Dios de Gijón (Asturias), la Ciudad San Juan de Dios en Las Palmas de Gran Canaria o el Centro San Juan de Dios de Valladolid. La atención a los mayores la lleva a cabo a través de 16 recursos residenciales y asistenciales. Además, cuenta con centros docentes para enseñanzas universitarias y formación profesional en las ramas sanitaria y social en Sevilla, Madrid y Barcelona y con seis centros para la investigación. En cuanto a la labor social, dispone de 26 recursos dedicados a la atención de las personas más vulnerables de la sociedad.

Pensar en global, actuar en local. Persona a persona

Los 80 centros de San Juan de Dios en este país forman parte de una organización internacional que cuenta con 405 centros en los cinco continentes con más de 37.700 camas o plazas y desde los que se realizan más de 35 millones de atenciones anualmente. Todo esto se lleva a cabo gracias a la labor de 65.000 colaboradores y de más de 25.300 voluntarios.

Igual que ocurre en España, la labor internacional que lleva a cabo la Orden es tan amplia como diversa. En Irlanda, San Juan de Dios es una referencia en la atención hacia personas con salud mental y discapacidad, ya que dispone de varios centros que atienden a un altísimo porcentaje del colectivo en este país. En Europa continental destaca el hospital general Barmherzigen Brüder de Viena, en funcionamiento desde el siglo XVI, un centro con una completa cartera de servicios y de reconocido prestigio en el territorio austriaco.

En América, la institución tiene numerosos centros tanto en el sur como en el norte, llegando a Canadá. Uno de los centros hospitalarios más punteros es la Clínica San Juan de Dios de Arequipa, en Perú, otro gran hospital de alta complejidad con una extensa cartera de servicios y de referencia en la población peruana.

Por su parte, en Asia, el St. John´s Hospital en Kattappana, India, es un complejo hospitalario que lleva 50 años atendiendo a la población de Kerala y formando a personal sanitario gracias a dispositivos como la escuela de enfermería, dentro del propio complejo. Se trata de una zona muy remota donde, gracias a este centro, llega la atención sanitaria, motivo por el que tiene gran repercusión en esta zona de India.

La actividad de San Juan de Dios en África es amplia, estando presentes en países muy devastados por las guerras y la pobreza, además de epidemias como la del Ébola, de la que estuvieron al frente en los hospitales de Sierra Leona y Liberia. Uno de los centros de mayor impacto en la atención a la población es el St. Joseph Hospital, un centro hospitalario instalado en Koforidua, Ghana, especializado en traumatología y ortopedia que atiende a niños con poliomielitis, enfermedad erradicada en África hace escasos meses, y que es referente para la asistencia de personas con malformaciones y víctimas de accidentes, del que este país mantiene una tasa elevada.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios

La Provincia San Juan de Dios de España de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios es una institución católica sin ánimo de lucro, cuyo origen se remonta al siglo XVI.

La Orden Hospitalaria sostiene un modelo de atención integral centrado en la persona que se adapta a los retos de la sociedad actual, con el objetivo de promocionar y mejorar la salud de las personas y su calidad de vida, sin distinción por cuestión de género, creencias u origen, para crear una sociedad más justa y solidaria.

En España, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios cuenta con una red de 80 centros sanitarios, sociales, sociosanitarios, docentes y de investigación que atienden a casi un millón y medio de personas anualmente. Está integrada por 188 Hermanos, 15.000 profesionales, casi 3.500 voluntarios y numerosos donantes y bienhechores.

A nivel mundial la Orden Hospitalaria está presente en 52 países con 405 Obras Apostólicas y Centros sociales y sanitarios, atendiendo a más de 3 millones de personas al año. Además, cuenta con 1.020 Hermanos, más de 65.000 profesionales y más de 25.300 voluntarios/as.

9 meses desde la constitución de la Provincia San Juan de Dios España
Comentarios