sábado. 22.06.2024

La zona Norte de la provincia de Córdoba se quedó sin agua potable en abril de 2023 y tres meses después, en julio, tras la toma de posesión del nuevo gobierno la Diputación, presidido por el popular Salvador Fuentes, la institución provincial firmó un convenio con la Junta de Andalucía para la financiación de las obras necesarias para solucionar el problema de abastecimiento. Ahora, cuando se cumple casi un año desde que el agua potable dejara de salir de los grifos de 80.000 vecinos,  las actuaciones cumplen los plazos establecidos y "muy pronto" se devolverá el suministro a los afectados.

En declaraciones a Europa Press en una visita al embalse de Sierra Boyera, el presidente de la Diputación y de la Empresa Provincial de Aguas (Emproacsa), Salvador Fuentes, ha expresado que cuando el agua potable vuelva a emanar de los grifos, previsiblemente "en abril", tiene que ser "con absoluta seguridad y con la garantía de que no se va a cortar de manera improvisada", motivo por el que diariamente, y de la mano de la Junta de Andalucía, se hacen analíticas al agua.

Cabe recordar que en septiembre de 2023 se anunciaron las primeras actuaciones urgentes que se pondrían en marcha de cara a plantear soluciones definitivas y estructurales a esta situación, siendo éstas unas medidas que aportadas por técnicos de reconocido prestigio y en las que coinciden que será la solución. "Queremos soluciones definitivas y estructurales al problema que sufre el Norte y que, cuando haya otros periodos de sequía, esta parte de la provincia no sufra más que el resto", ha asegurado Fuentes.

Así las cosas, se pusieron sobre la mesa las soluciones técnicas necesarias, "comprometidas en el tiempo y presupuestariamente ciertas", con una inversión por parte de la Junta de Andalucía de cuatro millones de euros para la potabilización del agua de La Colada, actuaciones a las que se suma la conexión definitiva de La Colada a Sierra Boyera por parte de la Junta de Andalucía, dotada con once millones de euros más.

En total, la dotación presupuestaria es de 15 millones de euros para garantizar el derecho de agua potable de calidad a los vecinos de la zona Norte de Córdoba, demostrando así con hechos el compromiso con los municipios de la provincia. Se trata de una primera fase de las actuaciones a la que seguirá más inversión, con el objetivo de contar en Sierra Boyera con una potabilizadora de última generación.

"No hemos parado ni un solo día", ha expresado Fuentes, pues en diciembre se adjudicó el contrato para iniciar estas actuaciones con un plazo de ejecución de seis meses y a día de hoy se están cumpliendo los plazos establecidos "para lograr muy pronto solucionar la situación que padece desde hace meses la ciudadanía".

Además, ya se ha licitado también la conexión definitiva de los dos embalses, La Colada y Sierra Boyera. Con dicha conexión, ha remarcado el presidente, "convertiremos toda la zona Norte en una infraestructura de un nivel muy importante", lo que hará que "no tengamos que envidiar a ninguna depuradora de Europa", además de "dar mucha tranquilidad y seguridad a todos los vecinos".

Así pues, las cinco actuaciones puestas en marcha por la institución provincial son la disposición de un sistema de ultrasonidos que evita la proliferación masiva de algas que se da en la actualidad en La Colada, la instalación de un sistema de dosificación de dióxido de cloro en Cuartanero, la instalación de cubiertas localizadas, la instalación de un sistema de flotación en Sierra Boyera y una auditoría de pérdidas en las conducciones existentes entre la Colada y Sierra Boyera.

En relación al sistema de ultrasonidos, cabe destacar que tras completar las labores preliminares, ya están instalados los seis equipos, de los cuales cuatro están emitiendo ultrasonidos y dos recogen los datos que se están monitorizando. El objetivo de esta actuación es poder controlar la población de algas para evitar así su propagación.

Estos seis equipos, que han venido de Holanda, se han montado primero en tierra y luego se han llevado al agua, donde se han terminado de ensamblar para su puesta en carga. De hecho, estos aparatos llevan cerca de 15 días trabajando y se espera que empiecen a dar resultado en unos 30 o 40 días desde su instalación. Igualmente, ya se ha iniciado la obra civil en Cuartanero para la instalación de equipos de generación y dosificación de dióxido de cloro.

80.000 personas del Norte de Córdoba tendrá "muy pronto" agua potable