miércoles 8/12/21

Un total de siete provincias andaluzas acogen ya a 188 personas procedentes de Afganistán, 80 más que las comunicadas hace una semana, tras ser atendidas por el Gobierno de España en el marco del programa de Protección Internacional.

La distribución en los centros andaluces colaboradores con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se realiza en base a las características personales de cada una de las personas o de los grupos familiares a los que pertenecen.

Así, según indica la Delegación del Gobierno en un comunicado, la provincia que mayor número de personas ha acogido es Córdoba, donde 73 personas (37 hombres y 36 mujeres, entre ellos 33 menores) han llegado a los distintos puntos establecidos por el Gobierno.

A Granada han llegado 35 refugiados (19 hombres y 16 mujeres, nueve de todos ellos menores); 21 afganos a Huelva (13 hombres y ocho mujeres, de los que ocho son menores) y 18 han sido acogidos en la provincia de Sevilla (ocho hombres y diez mujeres, tres menores).

En Málaga, han llegado 17 personas (nueve hombres y ocho mujeres, entre los que se encuentran diez niños), en Cádiz hay 14 (cinco hombres y nueve mujeres, dentro de los que se encuentran cuatro menores) y a Almería se han trasladado diez refugiados (siete hombres y tres mujeres, tres de ellos niños).

En este sentido, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha señalado este jueves en un balance de la denominada Operación Antígona que el dispositivo temporal de tránsito de Torrejón atendió a 2.181 personas evacuadas de Afganistán.

En la presentación del balance, el ministro ha subrayado el esfuerzo que se ha realizado para la atender a las personas evacuadas en 17 vuelos aterrizados a lo largo de nueve días en la base de Torrejón.

«Nuestra prioridad ha sido que estas familias evacuadas puedan empezar su nueva vida en España cuanto antes, para lo que era necesario ser ágil en las derivaciones hacia los recursos, en los que ya inician su proceso de integración», ha destacado Escrivá.

Para ello, el Gobierno de España ha ofrecido a las familias solicitantes de Protección Internacional las de acogida más idóneas para cada caso, dentro de las cuales recorrerán un itinerario de inclusión personalizado.

El ministro ha indicado igualmente que las derivaciones a las plazas de acogida del Gobierno central a cada Comunidad Autónoma se han realizado tras entrevistas a las familias evacuadas y determinar qué recursos eran más adecuados para cada caso.

Entre otras cuestiones, el Gobierno ha destacado que se analizan sus posibles necesidades especiales, la existencia de posibles redes familiares cercanas y la disponibilidad del número de plazas necesarias para cada unidad familiar en el momento de la derivación.

El ministro ha resaltado «la capacidad de respuesta del sistema de acogida de protección internacional del Estado ante esta emergencia en un corto periodo de tiempo, puesto que la estancia media de las familias afganas en Torrejón ha sido de 45 horas, muy inferior de las 72 horas inicialmente fijadas como objetivo».

Del mismo modo, ha señalado que España ha sido capaz de admitir a casi 1.700 personas en apenas diez días, «cuando lo habitual era la entrada de 1.300 al mes de media», lo que ha supuesto un «esfuerzo considerable» tanto para trabajadores como para entidades colaboradoras, a las que ha agradecido su trabajo en estos días.

«Esta emergencia nos ha recordado la importancia de tener un sistema de acogida de protección internacional robusto, algo que España tiene, pero que necesita reforzar», ha manifestado.

Para este refuerzo, el Gobierno central cuenta con el componente 22 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que dedicará, según ha cifrado, 174 millones de euros en el periodo 2021-2024 para la puesta en servicio de nuevos centros.

La finalidad del sistema de acogida del Estado, ha recordado Escrivá, es «facilitar la progresiva autonomía de las personas acogidas y su inserción social y laboral» para lo que su atención se estructura las fases de acogida, con una duración mínima de seis meses y que prevé su residencia en plazas del sistema, y la de preparación para la autonomía, que se encarga de proporcionar ayudas para cubrir las necesidades básicas.

A lo largo de todo el proceso, el ministro ha apuntado que «se trabaja con itinerarios de integración individualizados, que se evalúan y adaptan a la persona refugiada» y que se traducen en una serie de prestaciones del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para su inclusión, como son el alojamiento y manutención, la información y orientación social, la intervención social, ayudas económicas, asistencia jurídica, asistencia psicológica, traducción e interpretación y la orientación y formación para el empleo.

El Ministerio ha recordado que ha sido una constante durante el operativo de acogida en Torrejón «la voluntad de estas familias de salvaguardar su intimidad y de descansar de un trayecto traumático». «La inmensa mayoría de las familias afganas mantienen vínculos familiares en Afganistán expuestos a un peligro inminente, por lo que se reitera la petición de respetar esta voluntad por parte de las personas acogidas en el Sistema de Protección Internacional estatal, para comenzar a trabajar en su restablecimiento e inclusión», ha concluido.

73 refugiados de Afganistán se encuentran en Córdoba, provincia andaluza con un mayor...
Comentarios