sábado 04.07.2020

300 padres, profesores y alumnos de siete colegios cordobeses se concentran contra el cierre de líneas educativas

Protesta en Córdoba. Imagen: Twitter
Protesta en Córdoba. Imagen: Twitter

Los concentrados, que han contado con el respaldo de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) Ágora de Córdoba y de varios partidos y sindicatos, han afirmado contar también con "un amplio colectivo de profesionales de la enseñanza", que coinciden con las AMPA en rechazar "el cierre de líneas educativas en estos centros".

Según han informado ya las AMPA de estos colegios, esta es su respuesta al hecho de que "la Delegación Territorial de Educación les impide realizar nuevas matriculaciones", lo cual "supone la pérdida de líneas para estos centros y que en un mismo aula tenga que convivir alumnado de distintos niveles educativos".

Ello, según han criticado, "ha ocasionado que muchas familias descarten estos colegios por miedo a enfrentarse a procesos de escolarización más largos y angustiosos. En cambio, otras han optado por ellos: padres y madres que reclaman su derecho a la libre elección de centro, tan publicitado por el consejero de Educación, Javier Imbroda, estos pasados meses".

Sin embargo, según han subrayado desde las AMPA de estos siete colegios públicos cordobeses, "estas situaciones se dan únicamente en los centros públicos. No así en los concertados, donde no se ha desestimado ninguna solicitud de matrícula".

Por ello y con el lema 'Quiero elegir mi cole público. No al cierre de aulas', las AMPA de estos centros, con el apoyo de profesorado y de la FAPA Ágora, han iniciado un calendario de "acciones reivindicativas en contra de este recorte en la educación pública", comenzando por la concentración de este jueves.

LA DELEGADA DE EDUCACIÓN

Por su parte, la delegada de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta en Córdoba, Inmaculada Troncoso, ha afirmado ya que ahora se lleva a cabo "la planificación del curso 20-21, con lo que, lógicamente, todo está en estudio", de modo que ha llamado "a la tranquilidad a las familias, puesto que no se ha cerrado ninguna unidad" educativa, sino que "simplemente se hacen determinadas propuestas por parte de los centros y de la Delegación".

 Troncoso ha reaccionado así esta semana después de que las AMPA de los mencionados colegios públicos anunciasen la concentración de protesta de este jueves, insistiendo la delegada en que ahora solo hay propuestas sobre las necesidades de unidades educativas, que "luego se vienen a refrendar" o no, "una vez que ya concluimos con todo el periodo de matriculación y con la certificación de matrículas al final, ya en septiembre", de modo que "siempre existe la posibilidad de que las situaciones se puedan revertir".

En definitiva, según ha argumentado, "la planificación de la escolarización se ajusta a la demanda, con un esfuerzo permanente por mantener unidades, pero también con la obligación debida por parte de la Administración de aplicar un criterio eficiencia con los recursos públicos", aclarando Troncoso que, en cualquier caso, "los recursos y las unidades no se pierden nunca, sino que se aplican allí donde son necesarios", y ahora la demanda aumenta en Secundaria y en Educación Especial.

"En ningún caso -ha subrayado- se puede hablar de recortes", puesto que con el Gobierno andaluz de PP y Cs, "la educación pública dispone del mayor presupuesto de su historia, y la plantilla docente más amplia de la historia", como lo demuestra que "en el curso próximo volverá a haber un aumento de profesores, más allá de los 450 ya previstos en los presupuestos antes de la pandemia".

La delegada ha insistido en que "el proceso de escolarización aún no ha concluido y, por tanto, no hay ninguna decisión definitiva, como ocurre todos los años", añadiendo que, además, "el criterio es el mismo, tanto en la pública, como en la concertada", asegurando que "nunca crecen las unidades en la concertada si hay vacantes en la escuela pública en la misma zona, por el mismo principio de eficiencia de los recursos públicos, y si no tiene alumnos suficientes, la concertada pierde unidades, como viene ocurriendo también en los últimos años", porque "la bajada de natalidad afecta a todo el sistema educativo".