sábado. 25.05.2024

La delegada territorial de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad en Córdoba, Dolores Sánchez, ha lamentado que unos 26.300 cordobeses en situación de vulnerabilidad se vayan a quedar fuera del reparto de alimentos básicos debido al nuevo modelo impuesto por el Gobierno de España, que limita la distribución de las tarjetas monedero solo a familias con menores a su cargo, excluyendo a otros colectivos sociales en situación de vulnerabilidad como personas mayores con pensiones bajas, personas sin hogar, familias con hijos mayores de 18 años o migrantes. 

Sánchez ha señalado que, debido a ese modelo, se va a excluir al 85 por ciento de las personas beneficiarias actuales que alcanzan las 30.980 en la provincia, por lo que ha llamado al “sentido común” para que no se suprima el reparto directo de las cestas de alimentos como propone al Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030, el cual apuesta por un modelo de tarjetas monedero exclusivo para familias con hijos en situación de pobreza severa. El pasado mes de agosto ya la Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias a Igualdad advirtió de que miles de personas quedan fuera de este sistema.

Así, como ha reiterado con este nuevo modelo, se quedan sin acceso a alimentos básicos miles de personas en Andalucía y además, solo se podrá atender a unos 4.648 cordobeses, según las estimaciones realizadas por la propia consejería. Se trata, como ha proseguido, de un nuevo sistema que excluye al 85 por ciento de los beneficiarios.

Además, la delegada ha manifestado que el modelo impuesto por el Gobierno de España pone en serio riesgo a las cerca de 180 entidades de reparto atendidas por los Bancos de Alimentos y Cruz Roja en Córdoba. “Desde la Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias a Igualdad consideramos que el Gobierno se ha lavado las manos, pese a que estas entidades han demostrado ser un valioso y comprometido aliado para atender a las necesidades básicas de la población más vulnerable”, ha remarcado.

“Andalucía no puede tolerar que desaparezcan estas entidades y tampoco entidades que están en primera línea como son los comedores sociales o economatos, que también quedan excluidas del nuevo modelo impuesto por el Gobierno de España”, ha continuado la delegada. También hay que tener en cuenta que más del 65% de la población de Andalucía vive en zonas rurales donde, por ejemplo, las pequeñas entidades de pueblo hacen una labor crucial en el reparto de alimentos básicos.

Sistema mixto

La Junta de Andalucía defiende un sistema mixto donde coexistan las tarjetas monedero y el actual sistema de reparto directo. Ambos son compatibles y en Andalucía ya se demostró que pueden ir de la mano ya que, en plena pandemia, “pusimos en marcha un programa pionero de tarjetas monedero para familias vulnerables con Cruz Roja para adquirir alimentos y productos de primera necesidad, al tiempo que se mantuvo el reparto directo a través de entidades”.

Así, junto a la modalidad de tarjetas, la consejería defiende que se puedan seguir proporcionando alimentos básicos directamente a las familias más vulnerables a través de las entidades de reparto. De hecho, este miércoles día 31 hay programada una reunión técnica en Madrid entre el Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 y la Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad para tratar este asunto.

"El cambio de criterio del Gobierno de España desoyendo a comunidades autónomas como Andalucía pone en serio riesgo que 280.000 familias andaluzas, --de ellas, 26.300 en Córdoba--, puedan quedarse sin estos productos básicos, que son un sustento crucial. Y esto no lo podemos permitir", ha concluido la delegada.

26.300 cordobeses vulnerables se quedan sin la tarjeta monedero