domingo 9/8/20

Una niña de 5 años recauda dinero para ayudar a estudiantes con dificultades económicas

Imagen: Breeze Hill Elementary School PTA
Imagen: Breeze Hill Elementary School PTA

CBN. Katelynn Hardee va a una escuela en Vista, California, y no hace mucho escuchó a un padre decir que estaba pasando por dificultades económicas para pagar una actividad extracurricular. En casa, según contaba su madre Karina en declaraciones recogidas por 'Edition CNN', “comenzó a hacerme muchas preguntas y traté de explicarle que a veces las personas no son tan afortunadas y que debemos intentar ser amables y dar cuando podamos”.

Al escuchar estas palabras, Katelynn, que tiene cinco años, pensó cómo podía ayudar y decidió montar un puesto en el que vendería chocolate caliente y galletas. Recaudó poco más de 72 euros y junto a su madre los destinó a pagar los saldos pendientes de 123 estudiantes de su misma escuela. Con este gesto espera que puedan tomar una bebida y algo de comida porque “si no lo hacen, sus tripas se quejan”, comentaba la pequeña.

La directora de la escuela, Lori Higley, al conocer lo que había hecho Katelynn, mostraba su satisfacción. “Todos están muy orgullosos y felices”, decía, y añadía que su gesto “demuestra que incluso un acto pequeño y amable de un niño de cinco años puede marcar la diferencia para alguien en su vida”.

A partir de ahora, y vistos los buenos resultados que ha obtenido, Katelynn pretende seguir recaudando dinero para hacer frente a las numerosas cuentas negativas que hay en las escuelas del distrito escolar unificado de Vista. Para lograrlo otros estudiantes le ayudarán en la misión que ha llamado #KikisKindnessProject, en la que venderán en un puesto chocolate caliente y algunos otros productos.

Una vez que haya saldado todas esas cuentas, la pequeña utilizará el dinero recaudado para apoyar aquellos programas escolares que corren peligro de ser eliminados por cuestiones presupuestarias. “Se trata de amabilidad. Especialmente en esta temporada de vacaciones, y con todo lo que está sucediendo en el mundo, solo necesitamos un poco más de amabilidad”, decía Karina.

Comentarios