viernes. 07.10.2022

Latonya Young es una conductora de Uber que había llevado a cientos de pasajeros a su destino, pero hubo un viaje en automóvil que nunca olvidará.

Esta madre soltera de Atlanta, Georgia, en Estados Unidos, y de 43 años, había estado estudiando justicia penal en la Universidad Estatal de Georgia, hasta que repentinamente tuvo que abandonar la carrera por una deuda pendiente de 7.000 dólares con la propia Universidad

"Cada vez que preparaba el dinero para pagar la deuda, mis hijos necesitaban algo", recordó ". De forma que no podía permitirse estudiar sin generar ingresos.

Young, que trabajaba como estilista durante el día y como conductor de Uber por la noche, iba con un pasajero a un partido de fútbol una noche cuando mencionó sus dificultades financieras con la universidad.

Unos días más tarde, recibió una llamada de la Universidad Estatal de Georgia, comentándole que podría volver a inscribirse de nuevo en las clases ya que su pasajero de Uber, Kevin Esch, había pagado lo que le faltaba para la matrícula.

“Estaba realmente impresionada, ningún extraño había hecho nunca nada por mí ", dijo Young a los periodistas. “Cuando pagó la matrícula, tuve que hacer algo por él. Mantuve mis calificaciones, notables y sobresalientes, solo tratando de hacer todo lo posible para asegurarme de que él supiera lo que lo aprecio ".

Esch estaba entre el público cuando Young se graduó con su título hace unas semanas y todavía le está sirviendo de inspiración mientras estudia para obtener su título de licenciada.

Una conductora de Uber recibe un inesperado regalo de uno de sus pasajeros
Comentarios