domingo. 27.11.2022

La crisis de la vivienda en California está afectando especialmente a las familias con bajos ingresos, ya que los precios de alquiler continúan aumentando.

Según The Guardian, el número de campamentos de personas sin hogar en la ciudad de Oakland supera los kilómetros cuadrados que conforman el núcleo urbano, pero en la esquina de 37th Street y Martin Luther King Jr. Way, esta comunidad de vecinos, tanto con vivienda como acampados, está intentando dar ejemplo de vida comunitaria y hacer que el resto de la ciudadanía respete las zonas acampadas, ya que hay mucha gente que duerme literalmente en la cuneta de las autopistas.

Hoy, 37MLK, como se le ha llamado a la zona,  se ha convertido en mucho más que un campamento para personas sin hogar, es un santuario para los sin techo.

Hay una ducha solar, un huerto para cultivar alimentos y flores, una cocina y mesa de comedor comunitarias, baños portátiles y un fregadero alimentado por una bomba, los campistas mantienen y cuidan las instalaciones, en su mayoría mujeres negras sin hogar.

La pequeña comunidad se siente protegida dentro del vallado contruido por el resto de vecinos en el terreno sin edificar y los pasillos entre las tiendas están llenos de luces solares. Las mujeres también crían pollos, que proporcionan huevos y ayudan a mantener bajo control las poblaciones de insectos y roedores.

El resto de vecinos de las viviendas ayudan a proporcionar los servicios que 37MLK no se puede proporcionar por sí mismo, como la eliminación de basura y desechos.

Si bien se ha llamado a la policía dos veces en la historia de la comunidad, entre los residentes existe un sentido de responsabilidad colectiva, con reuniones periódicas para discutir la limpieza y recordar a todos que las quejas de ruido o deterioro podrían conducir al desmantelamiento de su manera tranquila y pacífica vida.

Los miembros del consejo de la ciudad de Oakland reconocen el papel que los campamentos como 37MLK pueden desempeñar en la lucha contra los campamentos ilegales y la insalubridad de los mismos mientras se construyen viviendas asequibles.

Recientemente se asignaron 600,000 dólares a un proyecto piloto basado en el modelo 37MLK en un distrito de Oakland.

37MLK también tiene su propia cuenta en Facebook, donde las publicaciones informan  sobre los acontecimientos en la comunidad y cómo los residentes locales pueden ayudar si lo desean. A menudo, esto implica visitar y saludar aunque quizás se lleven una bolsa de basura contigo al marcharse.

Una comunidad de vecinos de California habilita un campamento para personas sin hogar
Comentarios