martes. 28.06.2022

Un estudio con participación del Hospital de Sant Pau cuestiona la optimización médica antes de la intervención quirúrgica.

Investigadores de San Pablo, los Servicios Epidemiología Clínica y Salud Pública (Ekaterine Popova), Cirugía Ortopédica y Traumatología (Julio de Caso, Aranzazu González y Angélica Millán), Anestesiología y Reanimación (Rafael Anaya y Victoria Baños), así como del Servicio de urgencias (Leopoldo Higa-Sansone y Sergio Herrera-Mateo) han participado el estudio HIP-ATTACK (tratamiento quirúrgico acelerado versus procedimiento estándar en fracturas de cadera) cuyos resultados se publican en The Lancet.

HIP-ATTACK es un ensayo clínico internacional multicéntrico que aleatorizó 2.970 pacientes con fractura de cadera en cirugía acelerada o atención estándar, en 69 hospitales de 17 países. HIP-ATTACK es un estudio clave en un área de investigación importante, de hecho, se trata del primer ensayo clínico con asignación aleatoria para el tratamiento quirúrgico de este tamaño.

La cirugía acelerada no supuso una reducción de la muerte ni de las complicaciones graves. Sin embargo, se descubrió que el tiempo acelerado para la cirugía (una media de 6 horas después de un diagnóstico de fractura de cadera), dio lugar a menos riesgo de delirio, infecciones del tracto urinario, dolor de moderado a grave, así como una movilización más rápida del paciente y una duración inferior de la estancia hospitalaria en comparación con el tratamiento quirúrgico estándar (una media de 24 horas después de un diagnóstico de fractura de cadera). Además, entre los pacientes que tenían un valor del marcador de sufrimiento miocárdico (troponina) elevado, cuando llegaban al hospital con la fractura de cadera, la cirugía acelerada redujo el riesgo de muerte en comparación con la atención estándar .

Los resultados de este estudio apoyan la importancia de la cirugía acelerada para tratar una fractura de cadera, ya que es factible, segura y tiene beneficios. Además, el menor riesgo de muerte con cirugía acelerada en pacientes con troponinas elevadas en el momento del ingreso en el hospital pone en duda el dogma de la optimización médica antes de la cirugía.

El estudio es una iniciativa del Population Health Research Institute (Universidad de McMaster, Canadá: http://www.phri.ca/). En España han participado 7 hospitales y se han reclutado un total de 534 pacientes. El estudio ha sido coordinado a nivel nacional por el Servicio de Epidemiología Clínica y Salud Pública del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo - Centro Cochrane Iberoamericano.

Un nuevo estudio evidencia que la cirugía acelerada de cadera es segura y beneficiosa
Comentarios