sábado 18/9/21

Un enfermero consigue que dos niños hospitalizados en aislamiento entablen amistad

El auxiliar Upshaw con uno de los niños en aislamiento
El auxiliar Upshaw con uno de los niños en aislamiento

Dos jóvenes pacientes del hospital se sometieron a un tratamiento en aislamiento y su amable auxiliar de enfermería se encargó de ayudarlos a formar una amistad duradera a través de su amor compartido por el juego de construcción LEGO.

Ki-Jana "KJ" Upshaw se encarga de cambiar regularmente la ropa de cama en las 82 habitaciones de pacientes en la Unidad de Trasplante de Médula Ósea en el Hospital de Niños de Cincinnati en Ohio.

A principios de este año, Upshaw se hizo amigo de un paciente de 7 años llamado Cohen Bramlee que siempre jugaba con piezas de LEGO. Upshaw acabó notando que había un chico al otro lado del pasillo, llamado Keagan Atkins, que también pasaba su tiempo libre construyendo estructuras elaboradas con ladrillos de juguete.

Upshaw pensó que los dos muchachos estaban destinados a hacrse amigos, pero debido a las reglas de aislamiento del hospital, no se podían visitar en las habitaciones.

En cualquier caso, el enfermero Upshaw pasó los siguientes meses ayudando a los niños a que forjaran su amistad intercambiando mensajes y comunicándose entre ellos con el argumento de sus creaciones de ladrillos LEGO.

La madre de Cohen, Carrie Bramlee, le dijo a los encargados del hospital: "Las visitas del enfermero se convirtieron en un parte diario sobre lo que el otro niño estaba construyendo y por eso disfrutaba escuchando lo que le decía acerca de lo que estaba haciendo el otro niño, de manera que era lo más importante que esperaba cada día, en un mundo tan pequeño por la enfermedad. El auxiliar entraba y simplemente se sentaba allí y charlaba con Cohen durante unos instantes ".

La amistad ayudó a que los dos jóvenes se recuperasen hasta, que finalmente, pudieron conocerse en persona; el día en que Keagan estuvo lo suficientemente estable como para irse a casa desde el hospital, Cohen estaba lo bastante fuerte como para usar una máscara y cruzar el pasillo hasta la puerta de Keagan para poder darle un set de LEGO como regalo de despedida.

Las madres de los niños ya están organizando una fecha de juego LEGO para los niños, una vez que Cohen salga del hospital.  Todo gracias a la humanidad y bondad del auxiliar de enfermería Upshaw.

Comentarios