miércoles 18/5/22

João Stanganelli es un hombre de 64 años a quien le diagnosticaron vítiligo, una enfermedad incurable que se caracteriza por la aparición de manchas blancas debido a la ausencia de pigmentos en la piel.

El hombre solía dedicarse al campo de la gastronomía. Sin embargo, al presentar serios problemas de salud, decidió dedicarse a algo diferente para mantener su mente sana y feliz, por lo que comenzó a tejer muñecas a croché junto a su esposa Marilena.

A pesar de que al principio, João no aprendió la técnica de inmediato, no desistió hasta lograr terminar su primera muñeca, por lo que ahora afirma que esta actividad no es para todo el mundo. Según sus declaraciones en diferentes medios, afirmó que en un comienzo los dedos se irritan y aparecen callos, sin embargo, una vez que te acostumbras a tejer en este estilo, no quieres dejar de hacerlo en ningún momento.

Inicialmente, el brasileño solo buscaba crear muñecas para su nieta, de esta manera, lo recordaría para siempre, pero un día llegó a su mente la idea de crear una muñeca con manchas similares a las del vitíligo, a la cual llamó Vitilinda y tiempo después Vitilindo.

El principal objetivo de João era crearlas para fortalecer el autoestima de los niños y, en general, de todas aquellas personas que deben lidiar con este tipo de problemas en la piel. No obstante, sus creaciones llegaron hasta las hermosas muñecas en silla de ruedas o invidentes, según sus publicaciones en Instagram.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de João Stanganelli Junior (@joaostanganelli) el

Un abuelo con vitíligo teje muñecas para darle ánimos a niños que padecen la misma...
Comentarios