miércoles. 01.02.2023

Los adultos de avanzada edad que comienzan a experimentar malos sueños o pesadillas podrían estar mostrando los primeros signos de Parkinson, tal y como revela un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Birmingham, en Reino Unido. 

Esta nueva investigación, recogida en la revista 'eClinicalMedicine', mostró que en una coherte de hombres mayores, los sujetos que experimentaban malos sueños frecuentes tenían el doble de posibilidades de ser diagnosticados posteriormente con Parkinson que los que no lo hacían. 

Estudios anteriores han demostrado que las personas con la enfermedad de Parkinson experimentan pesadillas y malos sueños con más frecuencia que los adultos de la población general, pero el uso de las pesadillas como indicador de riesgo para el Parkinson no se había considerado previamente. 

El autor principal de la investigación, el doctor Abidemi Otaiku, apunta que, "aunque puede ser realmente beneficioso diagnosticar la enfermedad de Parkinson de forma temprana, existen muy pocos indicadores de riesgo y muchos de ellos requieren costosas pruebas hospitalarias o son muy comunes e inespecíficos, como la diabetes".

Añade que, "aunque tenemos que llevar a cabo más investigaciones en este ámbito, identificar el significado de los malos sueños  y as pesadillas podría indicar que los individuos que experimentan cambios en sus sueños en la edad avanzada -sin ningún desencadenante obvio- deberían buscar consejo médico". 

Este estudio también muestra que nuestros sueños pueden revelar información importante sobre la estructura y el funcionamiento de nuestro cerebro y pueden resultar un objetivo importante para la investigación neurocientífica.

Tener pesadillas podría ser un indicador del Parkinson
Comentarios